X

Internacionales

La OTAN decidió culminar sus operaciones en Libia el 31 de octubre

BRUSELAS, 28 octubre 2011 (AFP) – La OTAN decidió formalmente este viernes poner fin a partir del 31 de octubre a su operación de siete meses en Libia, pese a los llamados del gobierno de transición libio para que continúe sus patrullas aéreas hasta el fin del año.

Los aviones de combate de la OTAN darán por terminada su misión el lunes luego de más de 26.000 intervenciones y de bombardear casi 6.000 objetivos, en una operación que ayudó a las fuerzas rebeldes locales a derribar al veterano líder Muamar Gadafi.

La «operación en Libia terminará el 31 de octubre de 2011. Nuestra tarea militar ya se hizo», escribió el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en su página de la red social Twitter, después que embajadores de la alianza acordaran cerrar la misión.

La OTAN había tomado esta decisión de forma preliminar la semana pasada, por considerar que los civiles estaban a salvo de ataques después de la muerte de Gadafi y la caída de la ciudad de Sirte.

La decisión anunciada el viernes fue adoptada después que el Consejo de Seguridad de la ONU votara por unanimidad el fin del mandato que autorizaba acciones militares en Libia a partir de las 11H59 libias (21:59 GMT) el 31 de octubre.

El jefe de la diplomacia británica, William Hague, dijo que la decisión de la ONU dejaba claro que Libia había entrado en «una nueva era», aunque el líder del nuevo régimen, Mustafá Abdel Jalil, alertó el miércoles de que hombres fieles a Gadafi aún representaban una amenaza.

Esta decisión, dijo Hague el jueves, «representa otro paso significativo hacia un futuro pacífico y democrático para Libia».

La operación había provocado profundas divisiones en el seno de la ONU, ya que Rusia, China, Brasil, India y Sudáfrica acusaron a la OTAN de violar el mandato.

Los temores de Jalil parecen cobrar fuerza ante las informaciones de que el jefe de inteligencia de Gadafi, Adbulá al Senusi, quien escapó de Libia, ha pasado de Níger a Mali.

«Hemos escuchado, y más o menos está confirmado, que Abdulá al Senusi, ha cruzado Níger», dijo el jueves el vicepresidente del Consejo Nacional de Transición, Abdel Hafiz Ghoga.

Se desconoce si Saif al Islam Gadafi, hijo del ex líder libio, se encuentra con él. Parece que Saif al Islam estaría escondido en Níger desde la muerte de su padre en Sirte, el 20 de octubre, pero esto no está confirmado.

Aunque la OTAN ha negado con firmeza que Gadafi haya sido uno de sus objetivos, fue un ataque aéreo de aviones de la Alianza el que interceptó el convoy en el que el ex líder trataba de escapar de Sirte. La operación terminó con la captura y posterior muerte de Gadafi.

Ante la unánime crítica internacional por la muerte de Gadafi, el gobierno provisorio prometió el jueves llevar a sus autores ante la justicia, aparentemente dejando de lado su inicial insistencia en que el ex líder había muerto en un tiroteo.

La coalición encabezada por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña lanzó las primeras operaciones aéreas el 19 de marzo, antes de ceder el comando a la OTAN, el 31 de marzo.

Al contrario de otras operaciones de la OTAN, países europeos asumieron el papel central, con Francia y Gran Bretaña a cargo de la mayor parte de los ataques aéreos, mientras Estados Unidos jugó un papel crucial suministrando datos de inteligencia y el reabastecimiento aéreo de los aviones.