X

Internacionales

Vladimir Ramírez denuncia “inacción total” de Venezuela ante al jucio de Carlos “El Chacal”

Foto: AP Photo/Michel Lipchitz / Archivo

CARACAS, 28 octubre 2011 (AFP) – Vladimir Ramírez, hermano del venezolano “Carlos”, condenado en Francia por terrorismo, denuncia la “inacción total” del gobierno de Venezuela días antes de un nuevo juicio en París del que sostiene no “esperar nada” porque el preso “ya está sentenciado públicamente”.

“Los derechos de mi hermano no están siendo respetados” en vísperas de ser juzgado a partir del 7 de noviembre por cuatro atentados cometidos en los años 1980 en Francia, asegura a la AFP Vladimir, que critica el hecho de que “Carlos” fuera colocado en una celda de aislamiento a principios de mes.

Como consecuencia de ese confinamiento, Ilich Ramírez Sánchez, de 62 años, alias Carlos, inició hace 11 días una huelga de hambre a la que puso fin este mismo viernes, al levantarse esa medida en la prisión parisina de La Santé, indicó su hermano menor, de 53 años y residente en Caracas.

Sumada a su “condición diabética”, esa protesta ha “debilitado” el estado de salud del que fuera una figura emblemática de los años 1970 de la causa palestina, asegura “inquieto” Vladimir.

Para este ingeniero civil, promotor de una campaña en apoyo de su hermano desde que fue detenido en 1994 en Sudán por los servicios secretos franceses, el “principal responsable” de la situación de “El chacal” es el “Estado venezolano, con su inacción total”.

Explica haber reclamado hasta ahora en vano al canciller Nicolás Maduro y a la Defensoría del Pueblo que “cumplan su obligación constitucional de asistir a todo venezolano en el extranjero” y aporten apoyo a su hermano, cuyo perfil revolucionario ha suscitado en alguna ocasión la simpatía del presidente Hugo Chávez.

Ilich Ramírez Sánchez fue un “luchador revolucionario”, “condenado injustamente en Francia” en 1997 a cadena perpetua, dijo en 2009 Chávez, que se considera a sí mismo padre de una revolución socialista en su país.

El mes pasado, Maduro afirmó que “desde el punto de vista humano” el gobierno seguirá “prestando apoyo” a “Carlos”, una declaración demasiado vaga a juicio de Vladimir.

“El silencio del gobierno constituye un lunar en el rostro del proceso revolucionario que vivimos en este país”, denuncia Vladimir, militante de la causa que defiende su hermano, antiguo miembro del Frente para la Liberación de Palestina (Fplp).

Contactado por la AFP, el gobierno venezolano declinó pronunciarse sobre estas acusaciones.

Vladimir explica por otro lado que está constantemente en contacto con “Carlos” y que pese a su debilidad física, “anímicamente está muy bien”.

“No reniega de lo que ha sido su lucha, cada vez la causa palestina está más de actualidad. Su convicción revolucionaria se ha fortalecido”, agrega.

Afirma “no esperar nada” del juicio que se celebrará del 7 de noviembre al 16 de diciembre en un tribunal especial de París contra “Carlos” por cuatro atentados cometidos en 1982 y 1983, que causaron 11 muertos.

“Mi hermano ya está condenado, el juicio servirá para formalizar la sentencia”, que se sumaría a la cadena perpetua a la que ya fue sentenciado por el asesinato de dos policías en 1975, dice.

Vladimir acusa además al Estado francés de “haber puesto todas las trabas para que no haya ninguna posibilidad de un proceso como es debido” y fustiga la película del francés Olivier Assayas sobre la vida de su hermano, en la que -dice- “se le condena públicamente”.

Según afirma, “Carlos” fue trasladado en septiembre a la prisión de La Santé “de un día para otro: no pudo llevarse ni la ropa interior”.

Ahora, “le van a devolver sus pertenencias”, incluidos sus documentos, “aunque eso no quita el hecho de que le van a quedar muy pocos días” para preparar su defensa, lamenta.