X

Internacionales

Humala preocupado por “la tormenta del norte” y por democratizar la democracia

Foto: AFP PHOTO / JUAN MABROMATA


Asunción, 29 oct (EFE).-
El presidente de Perú, Ollanta Humala, se declaró hoy preocupado por la crisis de Estados Unidos y Europa, “la tormenta del norte”, e instó a estar preparados porque puede dejar en América Latina “un chubasco, una garúa o un huracán”.

Humala, que debutó en Asunción en estas cumbres, pues asumió en julio pasado, trató en su intervención ante el plenario del tema central de la reunión de Asunción, la reforma del Estado, pero también, como la mayoría de los otros jefes de Estado, reflexionó sobre las amenazas que se ciernen sobre la economía internacional.

Para el presidente peruano son motivo de preocupación tanto la “fragilidad” del crecimiento económico actual de América Latina, basado en la exportación de materias primas, que según dijo supone “una situación seria de dependencia”, como la falta de inversión en innovación por parte de los países de la región, que hace que deban “pagar por estar en la modernidad” en mayor o menor medida.

Sobre el tema de la cumbre, “transformación del Estado y desarrollo”, opinó que la función del Estado debe ser crear “civilización”, para lo cual debe dar respuesta integral a retos como la inclusión social y la “democratización de la democracia”.

“Necesitamos transformar los programas sociales en políticas sociales”, para que sean “menos asistencialistas y más productivos, subrayó.

Humala habló también de la necesidad de defender el patrimonio natural de los países de América Latina y al respecto propuso que se empiece a construir una política regional del agua, el motivo de la mayoría de los conflictos sociales en Perú debido a la minería, según explicó.

En cualquier caso consideró que América Latina vive una “coyuntura interesante” y con un mercado de 400 millones de consumidores constituye “una perita en dulce” en estos momentos.

El presidente de Perú instó a preguntarse “quién se va a quedar con ese mercado”.

Al término de su intervención anunció que acortará su estancia en Asunción debido al terremoto registrado en su país en las últimas horas, que dejó al menos 83 heridos.

El presidente peruano, que asumió el cargo el 28 de julio pasado, tuvo palabras de afecto para los presidentes que se despiden de estas cumbres y dijo estar “emocionado” de participar en ésta y de poder seguir haciéndolo en las siguientes.