X

Internacionales

El fin de ETA mejora imagen de la izquierda, pero no le da votos

Foto: REUTERS/Susana Vera/Files

MADRID, 30 octubre 2011 (AFP) – El fin de la violencia de la organización separatista armada vasca ETA ha mejorado la imagen del candidato socialista a los comicios generales del 20 de noviembre en España, pero sin darle votos, mientras la derecha obtendría mayoría absoluta, según varios sondeos.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha mejorado en su valoración entre el el público
, pero “en su condición actual de candidato socialista no consigue apenas rentabilizar el final de ETA en forma de reducción electoral del Partido Popular (PP, derecha, principal de la oposición)”, según un sondeo publicado este domingo por el diario El País.

El Partido Socialista Obrero Español (Psoe) lograría un 30,3% de los votos frente al PP que se alzaría con el 45,3% de los mismos, según esta encuesta de Metroscopia para El País, efectuada entre 1.500 personas entre el 24 y el 27 de octubre.

De la misma manera, el sondeo llevado a cabo por Sigma Dos para el diario El Mundo señala que el PP obtendría la mayoría absoluta con el 47,4% de los votos, es decir, 191 diputados, frente al PSOE que obtendría un 31% de los sufragios, lo que le daría 119 diputados (la mayoría absoluta en el Congreso español es 176 escaños, ndlr).

El sondeo publicado por El Mundo, realizado entre el 14 y el 27 de octubre sobre un universo de 3.000 personas, considera que la izquierda independentista radical vasca entraría en el Congreso con su nueva coalición, Amaiur.

Amaiur, nacida de la unión de Bildu, la coalición que dio la sorpresa en las últimas elecciones locales y regionales de mayo pasado, y Aralar, antigua escisión no violenta de Batasuna, lograría 4 diputados.

Después que el pasado día 20, ETA anunciara “el cese definitivo de su actividad armada”, “la intención de voto de los socialistas registró un leve empujón”, pero “el efecto se ha diluido en sólo unos días”, según El Mundo.

Para El País, “el posible mérito del final de ETA no arrastra el malestar ciudadano por la crisis económica que, finalmente, es el argumento fundamental de esta campaña electoral”, que comenzará oficialmente el próximo viernes.