X

Internacionales

EE UU encara ya las Presidenciales del 2012 (+datos, candidatos e infografía)

Foto: Imagen nocturna del Capitolio en EE UU. AP Photo/J. Scott Applewhite

WASHINGTON, 3 noviembre 2011 (AFP) – Los adversarios republicanos de Barack Obama en el Congreso, dominadores ya de la Cámara de Representantes estadounidense, esperan aprovechar las elecciones de noviembre de 2012 para tomar el control del Senado.

«Los republicanos tienen bastantes posibilidades de llevarse el Senado… algo más que 50-50», estimó el analista político Stuart Rothenberg.

En el Senado, el partido de Obama dispone de una mayoría de 53 escaños sobre 100. Por lo tanto, los republicanos sólo necesitan cuatro asientos más para retomar el mando de la cámara.

Únicamente 33 de los 100 puestos de senador serán puestos a votación en la elección de noviembre de 2012. Y los demócratas parten con una desventaja: tienen que defender 23, mientras que los republicanos 10.

Sin embargo, pese a que los republicanos rocen la mayoría, no conseguirán casi sin ninguna duda los 60 votos necesarios para hacer avanzar su programa y, si ganan únicamente tres escaños, los dos partidos tendrán cada uno 50 puestos. La mayoría correspondería entonces al vencedor de las presidenciales, ya que es el vicepresidente quien decide en ese caso.

Por su parte, los demócratas pueden apostar por dos posibilidades para conservar su mayoría en el Senado: Massachusetts, que vota tradicionalmente a la izquierda y del cual un puesto de Senador fue ganado recientemente por el republicano Scott Brown, y Nevada, donde el republicano Dean Heller sustituyó este año al senador John Ensign, involucrado en un escándalo extra-conyugal.

Según John Pitney, profesor de Ciencias Políticas en el Claremont McKenna College, «el resultado más probable de las elecciones de 2012 es que el presidente Obama pierda y que los demócratas del Congreso caigan con él».

En lo que respecta a la Cámara de Representantes, los 435 escaños estarán de nuevo en juego como sucede cada dos años. «Habrá una gran batalla, está garantizado, se gastarán centenares de miles de dólares», explicó a la AFP Larry Sabato, politólogo de la Universidad de Virginia (este).

Según un estudio realizado por su equipo, sólo 46 escaños están «realmente abiertos» a un eventual cambio de partido, lo que se traduce en menos del 10% de la asamblea.

Dos frentes mermados competirán entonces, aunque los republicanos, que se llevaron la mayoría de la Cámara Baja en las elecciones de medio mandato de noviembre 2010, parecen en el buen camino para mantener su dominio. Si quieren revertir la tendencia, los demócratas deben reconquistar 25 escaños, un éxito improbable, según Sabato.

Una de las razones del posible ‘statu quo’ reside en la utilización por los republicanos de la redistribución de la carta electoral. En noviembre de 2010, varios puestos de gobernadores y de asambleas de Estados pasaron al lado conservador, situación atribuida al censo decenal de 2010, que rediseñó las circunscripciones.

Los congresistas republicanos vulnerables tendrán por ello circunscripciones diseñadas a medida, con electores más fieles. «Me cuesta imaginarme un cambio muy vasto, ya que la redistribución electoral crea cada vez más escaños no abiertos», comentó Sabato.

Desde la toma de control del Congreso a principios de 2011, los republicanos, empujados por el movimiento ultra-conservador del «Tea Party», se han dedicado a intentar desmantelar las reformas de Obama.

Pese al estado vacilante de la economía y a la tasa de desempleo del 9,1%, ninguno de los partidos está dispuesto a ceder terreno para establecer un compromiso sobre la forma de relanzar el crecimiento y el empleo. Resultado: que el nivel de aprobación de ambos grupos está en cotas muy bajas, en torno al 13%, según un sondeo reciente de Gallup.

Un año antes de las elecciones de 2012, según la web RealClearPolitics que reagrupa los resultados de diferentes sondeos, ambos partidos luchan codo con codo con alrededor del 42% en intenciones de voto cada uno.

Los principales candidatos republicanos a la Casa Blanca

Foto: Candidatos republicanos antes de un debate público. REUTERS/Richard Brian

Aquí los principales candidatos, siete hombres y una mujer, a la investidura republicana en la carrera para alcanzar la Casa Blanca en 2012.

– Mitt Romney, 64 años: Exempresario y antiguo gobernador (2003-2007) de Massachusetts (noroeste). Romney ya fue candidato a las primarias republicanas en 2008, que perdió entonces contra John McCain. Republicano moderado, está considerado como uno de los favoritos más creíbles. Sin embargo, su fe mormona podría resultarle una desventaja, sobre todo, entre la población bautista del sur de Estados Unidos.

Romney se dio a conocer en 2002 al ocuparse con determinación de la gestión de los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City. Nacido en Detroit (Michigan, norte), es el hijo de un antiguo gobernador de ese estado. Graduado en la Universidad de Harvard, hizo fortuna a la cabeza del fondo de inversión Bain Capital.

Herman Cain, 65 años: Empresario de Georgia (sureste) y matemático de formación. Este candidato negro ultra-conservador ha sorprendido estas últimas semanas al rebasar a Mitt Romney en algunos sondeos. Nacido en Atlanta, Georgia, en una familia modesta, cursó sus estudios en el sur segregacionista antes de trepar en la escala social estadounidense, convirtiéndose en la década de los 90 en el director ejecutivo de la cadena de pizzerías Godfather’s. Insiste en el hecho de que es el único candidato que nunca ha tenido un cargo electivo.

Foto:Candidato republicano, Rick Perry. REUTERS/Mary Ann Chastain

Rick Perry, 61 años: Antiguo piloto del ejército del aire y Gobernador de Texas (sur) desde diciembre de 2000, sustituyó a George W. Bush al mando de este estado fronterizo con México. Este candidato ultra-conservador, defensor de los valores cristianos, alardea de su balance económico como gobernador.

Perry es partidario del libre comercio y de realizar recortes drásticos en los programas sociales. También es favorable a una política migratoria más estricta, pero sorprendió a sus seguidores defendiendo una medida para otorgarle a los hijos de inmigrantes becas escolares.

Ron Paul, 76 años: Es el candidato de edad más avanzada. Elegido por Texas para acudir a la Cámara de Representantes desde 1997, este médico a veces es presentado como el «padrino intelectual» de los ultra-conservadores del «Tea Party». Conservador atípico, votó en 2002 contra la guerra de Irak. Está en contra del Estado federal y preconiza la desaparición de la Reserva Federal (Fed, banco central) así como de varios ministerios, para ahorrar.

Foto: Michel Bachmann. REUTERS/Eric Thayer

– Michele REUTERS/Mary Ann Chastain, 55 años: Representante de Minnesota (norte) desde 2007, está considerada como uno de los pilares del «Tea Party» y de la ultra-derecha cristiana. Es, también, la única mujer candidata. Bachmann ganó en agosto una elección de prueba en Iowa (centro), pero después cayó en los sondeos. Su discurso impulsivo le ha costado varias torpezas que han tenido mucha resonancia en la prensa.

Newt Gingrich, 68 años: Antiguo presidente republicano de la Cámara de Representantes entre 1995 y 1999, bajo la presidencia del demócrata Bill Clinton (1993-2001). Este republicano de Georgia fue uno de los diseñadores de la nueva derecha americana en los años 90.

Rick Santorum, 53 años: Abogado y exsenador de Pensilvania (este). Este hijo de un inmigrante italiano, padre de siete hijos, defiende los valores de la derecha cristiana.

Jon Hutsman, 51 años: Este mormón es el más joven de los candidatos principales. Exgobernador de Utah (oeste) entre 2005 y 2009, de tendencia moderada, comenzó su carrera con George Bush padre (presidente entre 1989 y 1993). Fue nombrado en 2009 embajador en China por el Gobierno de Barack Obama antes de dejar su puesto el pasado mes de abril.

Elecciones primarias en EE UU: un largo proceso antes de las presidenciales

Foto: Imagen archivo de las elecciones en EE UU en 2008. AP Photo/George Frey

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos del 6 de noviembre de 2012 estarán precedidas por un largo proceso, que permitirá a los electores republicanos elegir a su candidato para enfrentar al presidente Barack Obama, que ya se postuló a la reelección.

Los electores designarán a su candidato ya sea a través de elecciones primarias clásicas o de los llamados ‘caucus’, simples asambleas ciudadanas organizadas en ciertos estados del país.

Estas elecciones ‘caucus’ designarán a aquellos que se disputarán la candidatura republicana durante la convención que tendrá lugar en Tampa Bay (Florida, sureste) la semana del 27 de agosto de 2012.

Los demócratas también designarán formalmente a Obama como candidato de su partido durante la convención que se celebrará el 3 de septiembre de 2012 en Charlotte, (Carolina del Norte, sureste).

En realidad, una vez celebradas las primarias y los ‘caucus’, ya se sabe quienes son los dos candidatos que se medirán en las elecciones presidenciales, y con frecuencia, las convenciones ratifican desde la primera vuelta del escrutinio un resultado que ya era evidente.

Las consultas comenzarán el 3 de enero, cuando se celebrarán los ‘caucus’ de Iowa (centro). Luego, New Hampshire (noreste) realizará las primeras elecciones primarias del país. Seguirán entonces las consultas de Carolina del Sur (sureste) y Florida (sureste).

La selección de los candidatos en estos cuatro estados es una suerte de prueba de popularidad. Un candidato está prácticamente condenado a la derrota si acumula dos o tres fracasos sucesivos, y en cambio, sus posibilidades de ganar se multiplican si logra dos o tres victorias.

En 2008, Obama ganó los ‘caucus’ demócratas de Iowa, pero la victoria de su rival Hillary Clinton en las primarias de New Hampshire relanzó sus posibilidades, haciendo perdurar el suspenso de la investidura demócrata, que finalmente obtuvo Obama.

Las elecciones primarias pueden ser de dos tipos: reservadas a los electores afiliados al partido concernido, o ‘abiertas’, es decir, en las que un elector demócrata puede participar de la designación de los delegados republicanos y viceversa.

Sin embargo, cada elector puede emitir un sólo voto en total.

Calendario de las elecciones presidenciales estadounidenses

Desde que se celebren las primarias que abren el proceso para seleccionar al candidato republicano que se enfrente con Barack Obama en las urnas, hasta el comienzo de las funciones del nuevo presidente electo, en enero de 2013, van a transcurrir más de 12 meses.

Infografía: AFP

Del lado demócrata, Obama, candidato a la reelección, debería ser designado sin muchas dificultades por los electores de su partido en septiembre.

Para elegir un candidato republicano algunos estados celebrarán «caucus» (simples reuniones de electores que se agrupan por afinidades), y otros primarias (escrutinios clásicos con boletas de voto).

Éstas son las principales fechas, todavía susceptibles de ser modificadas, de este largo calendario electoral:

– 3 de enero de 2012: primer «cauces» en Iowa (centro) que dará comienzo al proceso que pretende desempatar a los ocho candidatos republicanos en la carrera hacia la Casa Blanca.

– 10 de enero (fecha por confirmar): New Hampshire (noreste) organiza las primeras elecciones primarias republicanas del país. La ley de este pequeño estado estipula que su votación debe ser, como mínimo, una semana antes que las siguientes.

– 21 de enero: primarias de Carolina del Sur (sureste).

– 31 de enero: primarias de Florida (sureste). Los republicanos de Florida pusieron patas arriba el calendario electoral anunciando esta fecha el pasado septiembre, ya que obligaron a otros estados como Iowa a avanzar un mes sus votaciones.

– 4 de febrero: «Caucus» en dos estados: Nevada (oeste) y Maine (noreste).

– 6 de marzo: una decena de estados organizan sus primarias o sus «caucus» durante el tradicional «super martes», entre los que destacan Massachusetts (noreste) y Texas (sur).

– 10 de marzo: «Caucus» de Kansas (centro) y designación de los candidatos republicanos en los territorios estadounidenses de Guam y las Islas Vírgenes y en el Estado libre asociado de Puerto Rico.

– 3 de abril: la capital federal Washington, Maryland (este) y Wisconsin (norte) organizan sus elecciones primarias.

– 24 de abril: primarias en cinco Estados entre los que está Nueva York (noreste) y Pensilvania (noreste).

– 5 de junio: primarias en cinco estados, entre ellos, California (oeste).

– 26 de junio: primarias en Utah (oeste).

– 27 al 30 de agosto: convención nacional del partido republicano en Tampa Bay (Florida, sureste) para designar formalmente al candidato que se enfrentará con Barack Obama en noviembre de 2012.

– 3 al 6 de septiembre: convención nacional del partido demócrata en Charlotte (Carolina del Norte, sureste), que debería formalizar la candidatura de Barack Obama para concurrir a las elecciones presidenciales con el objetivo de lograr un segundo mandato en la Casa Blanca.

– 6 de noviembre: elecciones presidenciales.

– 17 de diciembre: proclamación oficial de los resultados por el «Colegio electoral».

– 20 de enero de 2013: investidura del nuevo presidente de Estados Unidos.