X

Internacionales

Magistrada que insultó a etarras renuncia a juicio

Foto: AFP PHOTO / PEDRO ARMESTRE

Madrid, 3 nov (dpa) – Una juez española renunció hoy a juzgar a cuatro miembros de ETA, entre ellos uno de los exjefes militares de la organización separatista armada vasca, después de haberlos llamado “cabrones” la víspera durante el juicio.

“He decidido abstenerme del conocimiento de este asunto en aras de no causar perjuicio alguno al procedimiento, a las partes procesales, a los acusados en situación de prisión y a las víctimas”, anunció la magistrada Ángela Murillo.

La jueza de la Audiencia Nacional española presidía el tribunal que desde el miércoles juzgaba al exjefe militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu, alias “Txapote”, y a otros tres miembros del grupo armado por el asesinato, en 2001, de un concejal en el pueblo navarro de Leiza, en el norte de España.

Después de que la viuda del concejal contara ante el tribunal cómo vio a su marido quemándose en el automóvil en el que ETA colocó una bomba, Murillo se dirigió a los demás jueces sin darse cuenta de que su micrófono estaba abierto. “Pobre mujer”, dijo, “y encima se ríen estos cabrones”.

Fue una expresión “ciertamente desafortunada”, manifestó hoy la juez, que no obstante aseguró que su imparcialidad se mantiene “inalterada”. Con su decisión, la magistrada evita la posible anulación de la condena que se imponga a los etarras. El juicio comenzará mañana viernes de nuevo con una nueva presidenta del tribunal.

No es la primera vez que la juez Murillo se ve envuelta en polémica por sus declaraciones en juicios relacionados con ETA.

El Tribunal Supremo anuló de hecho en febrero una condena de dos años de prisión a Arnaldo Otegi, exportavoz de la ilegalizada Batasuna, el brazo político de ETA, porque consideró que Murillo expresó prejuicios sobre la culpabilidad de Otegi.

Durante el proceso, la juez le preguntó si condenaba la violencia de ETA y cuando el exportavoz de Batasuna no quiso contestar, Murillo dijo: “Ya sabía yo que no iba a responder”.

ETA, que el pasado 20 de octubre anunció el cese de la violencia terrorista, ha matado a más de 800 personas desde su nacimiento, a finales de los años 50, en su pretensión de lograr la independencia del País Vasco del resto de España.