X

Internacionales

Fariñas fue liberado sin cargos tras 40 horas de arresto

Foto: EFE/ROLANDO PUJOL / Archivo

LA HABANA, 3 noviembre 2011 (AFP) – El opositor cubano Guillermo Fariñas, premio Sajarov 2010 del Parlamento Europeo, fue liberado sin cargos este jueves luego de 40 horas de arresto por intentar visitar a un disidente que cumple una huelga de hambre en un hospital, informó el propio activista.

«Me acaban de liberar y no me formularon cargos. Todavía me siento un poco flojo y golpeado», declaró Fariñas a la AFP por teléfono desde su casa en la ciudad de Santa Clara, 280 km al este de La Habana.

El sicólogo y ciberperiodisa de 49 años, que recibió el Premio Sajarov tras una huelga de hambre de 135 días en 2010 para pedir la liberación de presos políticos, explicó que fue detenido y golpeado el martes a la entrada de un hospital de Santa Clara cuando pretendía visitar a Alcides Rivera, un disidente que mantiene una huelga de hambre.

«No fueron agentes del Minint (Ministerio del Interior) los que me golpearon», sino «los custodios (vigilantes) del hospital», contó Fariñas, quien aseguró que había sido autorizado por la directora del centro para visitar a Rivera, en su condición de sicólogo.

Dijo que tan pronto se recupere va a demandar a los custodios, porque «incluso» lo amenazaron «de muerte», lo que atribuyó a un «clima de impunidad que crea el sistema y que permite que a un contrarrevolucionario le hagas de todo y no pase nada».

Tanto la madre de Fariñas, la enfermera jubilada Alicia Hernández, como Elizardo Sánchez, presidente de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn), lamentaron que el disidente, cuya salud es precaria, haya sido golpeado, lo que no había sucedido en arrestos anteriores.

En un informe divulgado este jueves, la Ccdhrn destacó que la policía secreta (Seguridad del Estado) practicó en octubre pasado «por lo menos 268 detenciones arbitrarias por motivos políticos», generalmente «de corta duración», casi la mitad de las realizadas durante septiembre.

Según Sánchez, con las detenciones temporales el Gobierno «trata de evitar que se rehaga el presidio político», tras la liberación de unos 130 opositores como fruto de un inédito diálogo entablado entre el presidente Raúl Castro y el cardenal Jaime Ortega en mayo de 2010.

El gobierno cubano tilda a Fariñas, a las Damas de Blanco y al resto de la disidencia como «mercenarios» pagados por Estados Unidos.