X

Internacionales

Asesinan a alcalde mexicano cuando repartía propaganda en el estado de Michoacán

Foto: REUTERS/Leovigildo Gonzalez

Morelia (México), 3 nov (EFE).- Ricardo Guzmán Romero, alcalde del municipio La Piedad, en el occidental estado mexicano de Michoacán, fue asesinado de un tiro, con lo que suman veinte burgomaestres muertos en México de 2010 a la fecha.

Guzmán Romero, del Partido Acción Nacional (PAN), se encontraba en una avenida repartiendo propaganda de su partido de cara a las elecciones del próximo 13 de noviembre para renovar al Gobierno del estado de Michoacán, a 113 alcaldes y al congreso local.

La Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán informó a la prensa que Guzmán recibió un impacto de bala en el pecho, y herido fue llevado a un hospital privado, donde finalmente murió.

Más tarde la Fiscalía de Michoacán informó que el ataque se produjo cuando Guzmán, junto con un grupo de jóvenes, iba a colocar una manta con propaganda de su partido en un establecimiento comercial.

Al lugar, dijo la fuente, llegó una camioneta en la que iban tres o cuatro hombres, uno de los cuales disparó una arma de fuego contra el alcalde. Los atacantes “se dieron a la fuga con rumbo desconocido”.

La candidata del PAN al Gobierno de Michoacán, Luisa María Calderón, dijo a la cadena Televisa que lamentaba esta muerte y que los panistas no van a suspender la campaña electoral.

“No es el miedo el que nos va a detener, al contrario (tenemos) ganas de que las cosas cambien”, dijo Luisa María, hermana del presidente de México, Felipe Calderón.

El presidente Calderón, quien se encuentra en Francia para asistir a la Cumbre del G20, mandó a través de su cuenta de Twitter un “abrazo a la familia de Ricardo Guzmán, el mejor alcalde de La Piedad”.

Dijo que el alcalde fue “cobardemente asesinado. Hombre honesto que quería un Michoacán mejor.

Michoacán es un enclave del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) que ha gobernado ese estado desde 2002.

Esa provincia, que cuenta con un amplio litoral en el océano Pacífico y zonas montañosas, es escenario de la violencia atribuida a los carteles de la droga, en particular a la guerra que libran La Familia Michoacana con Los Caballeros Templarios, antes aliados.

Sobre Guzmán, dijo Luisa María Calderón que “era valiente y generoso guerrero y estaba en su día libre haciendo campaña (a favor del PAN) y así vamos a seguir todos”.

Recordó que Guzmán había buscado ser candidato a diputado para estas elecciones pero renunció a esa pretensión después de que su jefe policial sufrió un atentado, por lo que decidió quedarse como alcalde.

“Si los delincuentes quieren que les tengamos miedo, no los vamos a obedecer”, reiteró la candidata del PAN.

Con esta muerte, suman 20 alcaldes asesinados en México de 2010 a la fecha y 28 en los últimos cinco años, según datos de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), que aglutina a 1.500 de los 2.500 alcaldes del país.

México vive una ola de violencia del crimen organizado al que el Gobierno federal enfrenta con militares y agentes federales. Esta guerra se ha cobrado en casi cinco años más de 40.000 vidas.

Ofrecen recompensa por autores de asesinato de alcalde mexicano

La Procuraduría General de México ofreció hoy una recompensa de cinco millones de pesos (unos 380.00 dólares) a quien ofrezca información que permita la captura de los responsables del asesinato del alcalde de La Piedad, Ricardo Guzmán.

El Ministerio Público indicó en un escueto comunicado que la recompensa se ofrece “dentro de las acciones de colaboración con la Procuraduría General de Justicia del estado de Michoacán”.

La institución igualmente garantizó reserva y confidencialidad de las identidades de las personas que cooperen con el caso del asesinato, ocurrido el pasado miércoles en la noche en momentos en que el político ponía carteles con publicidad de candidatos a las elecciones locales del próximo 13 de noviembre.

Sobre la situación, el procurador general de justicia de Michoacán, Jesús Montejano, dijo que 11 personas han rendido declaración ante las autoridades y que ya se ubicó el vehículo que presuntamente fue utilizado para el ataque.

La camioneta tipo jeep había sido robada un día antes del crimen, según manifestó Montejano, quien además indicó que en el atentado se utilizó una escopeta.

El asesinato de Guzmán, militante del oficialista Partido Acción Nacional (PAN), fue rechazado por las principales fuerzas políticas de México, así como por el Congreso.

Aunque de momento se desconocen los motivos del asesinato, medios locales indicaron que el alcalde había recibido amenazas por parte de grupos del crimen organizado.

El asesinato del alcalde se produjo a 11 días de que en Michoacán se efectúen elecciones locales para elegir un gobernador, 113 alcaldes de municipios y 40 diputados.

Michoacán es el estado del que es oriundo el presidente mexicano, Felipe Calderón, cuya hermana Luisa María (PAN) es una de las aspirantes con más opciones a ser gobernadora de esta jurisdicción en los comicios de la próxima semana.

Guzmán era uno de los políticos de Michoacán más cercanos a la familia Calderón.