X

Internacionales

Cain continúa la lucha por llegar a la Casa Blanca pese a acusaciones por acoso sexual

Foto: AP Foto/Carolyn Kaster

WASHINGTON (AP) — El candidato presidencial republicano Herman Cain intenta asegurar a sus contribuyentes y partidarios del Tea Party que su postulación a la Casa Blanca continuará sin pausa pese a que el abogado de una de las mujeres que lo acusan dijo el viernes que ella alegó “varios incidentes de acoso sexual” en una demanda presentada hace más de una década.

El abogado Joel Bennett dijo que su cliente aceptó un arreglo financiero para dejar su trabajo en la Asociación Nacional de Restaurantes poco después de presentar la queja. Bennett no dio el nombre de la mujer, quien habría decidido no “revivir los detalles” de los incidentes en público.

Cain niega haber acosado sexualmente a alguien mientras intenta superar la controversia y reanudar las actividades normales de la campaña.

En una declaración hacia el final del día, la Asociación de Restaurantes dijo que Cain había cuestionado las acusaciones de la mujer en el momento en que las hizo, hace más de una década. El actual candidato era director general de la organización en el momento de los supuestos hechos.

Los comentarios de Bennett a periodistas afuera de su despacho se produjeron en momentos en que Cain estaba haciendo un esfuerzo concertado para demostrar que ya no permitiría que la controversia domine su inesperado desafío por la nominación presidencial del Partido Republicano.

Al mismo tiempo, un nuevo sondeo a nivel nacional indicó que Cain sigue disfrutando de una sólida posición entre los aspirantes a la postulación presidencial republicana.

Cain goza de popularidad, pese a la noticia de que por lo menos tres mujeres le acusan de haber tenido una conducta sexual impropia cuando era director general de la Asociación Nacional de Restaurantes.

En los últimos cinco días, Cain ha negado reiteradamente haber cometido conducta impropia alguna y ofreció versiones contradictorias de lo que sabe sobre los presuntos incidentes o las compensaciones monetarias que al parecer recibieron dos de las acusadoras, del grupo mercantil. Culpó de la situación a los medios de comunicación, activistas de izquierda y a los colaboradores de su rival republicano Rick Perry, quien sostiene que nada tiene que ver con el escándalo. Empresario conservador negro, Cain afirma que su raza ha sido un factor en la polémica.

El viernes regresó a Washington tras pasar un día en Nueva York, donde pronunció un discurso ante la organización conservadora Estadounidenses para la Prosperidad, simpatizante con el movimiento del Tea Party. Además, se reunirá en privado con su equipo financiero nacional al aspirar la campaña a ampliar la recaudación a nivel popular, ya que hasta ahora se ha mantenido con modestas aportaciones a través de la internet.

Sus colaboradores sostienen que recibieron más de 1,2 millones de dólares en contribuciones desde el domingo, cuando la revista cibernética Politico difundió por primera vez las acusaciones de acoso sexual.