X

Internacionales

Análisis AP: La muerte de Alfonso Cano golpea a las Farc, pero no las acaba

Foto: AP/Archivo

BOGOTÁ (AP) — Luego de la muerte del líder de las Farc Alfonso Cano, el panorama para este grupo guerrillero es incierto.

Analistas colombianos coincidieron en señalar que es un “golpe medular” a la estructura de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), pero se mostraron escépticos en si semejante acierto de la fuerza pública obligará a los rebeldes a dialogar con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

En su última intervención, el presidente llamó a los miembros de las Farc a que se desmovilicen, porque de lo contrario terminarán encerrados en una cárcel o muertos.

En anteriores operativos en los que fueron dados de baja importantes cabecillas de esta guerrilla, diferentes sectores defendieron “el principio del fin de las Farc”, fenómeno que vuelve a alzarse a raíz del deceso de Cano, cuyo verdadero nombre era Guillermo León Sáenz Vargas, de 63 años.

Sin embargo, el alto excomisionado para la Paz Camilo Gómez fue contundente al señalar que “las Farc no se acaban”.

“Las Farc van a tener un tipo de reacción porque para ellos es muy importante mostrar que la muerte de un jefe no significa un proceso de entrega o rendición”, agregó Gómez, quien encabezó una parte de los frustrados diálogos de paz entre la guerrilla y el gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002).

Ariel Ávila, de la no oficial Corporación Nuevo Arco Iris, dedicada al estudio del conflicto interno, dijo telefónicamente que las Farc a pesar de la muerte de Cano no negociarán fácilmente porque primero deberán analizar este nuevo escenario.

“Los mandos medios no van a negociar sobre el cadáver de Cano”, dijo. “Sus intenciones de paz se van a paralizar por algún tiempo, no por falta de unidad al interior de las Farc” sino porque tradicionalmente toman tiempo para sus decisiones.

Incluso Ávila destacó que ya con Cano las Farc “no tenían claro qué negociar, cómo negociar, cuándo negociar”.

Otros expertos pidieron no desestimar las graves repercusiones al interior de las Farc a causa de la muerte de su máximo dirigente.

Con el deceso de Cano, explicó el analista en seguridad y conflicto Alfredo Rangel, las Farc carecen de un líder que pueda reemplazar a Cano.

“Las Farc entran en una crisis de liderazgo” porque “no hay dentro de éstas un líder con el suficiente reconocimiento y legitimidad que pueda reemplazar a Cano”.

“Y esta situación podría, en el mediano plazo, afectar la capacidad de las Farc para coordinar acciones en contra del Estado”, aseguró Rangel en diálogo telefónico.

En la misma línea se pronunció Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), al indicar que actualmente no existe un líder que cohesione a los miembros del grupo guerrillero.

Cano “logró concentrar en él todo el poder de decisión y acción; toda la capacidad de coordinación de las acciones militares”, sostuvo.

“Y al desaparecer Cano todo eso desaparece”, sentenció Restrepo.

La pregunta ahora es quién reemplazará a Alfonso Cano en la jefatura de las Farc

La lista más probable la conforman tres líderes que actualmente hacen parte del “secretariado” o la alta comandancia de los rebeldes integrada por siete miembros: Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”; Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, y Miltón Jesús Toncel, alias “Joaquín Gómez”.

Gómez, que tuvo la oportunidad de conocer a los tres durante los frustrados diálogos de paz a fines de los 90 e inicios de esta década, dijo de Iván Márquez que es “más práctico, menos teórico, menos dogmático (que Cano); pero también un convencido del comunismo”.

A Joaquín Gómez lo describió como alguien discreto; es “en conjunto uno de los mejor formados militar y políticamente”.

Timochenko es,
por su parte, “un personaje de muy bajo perfil, pero de amplia ascendencia en la guerrilla. Se decía que era él quien manejaba todos los aspectos internos de las Farc”, manifestó Gómez.

Luis Carlos Restrepo, alto excomisionado en el gobierno del presidente Alvaro Uribe (2002-2010), dijo que “Cano es irremplazable en las Farc”, y puntualizó que “en breve veremos grandes deserciones” en el grupo ilegal.

Restrepo destacó que sus “futuros sucesores”, Iván Márquez y Timochenko, “están en Venezuela”, un señalamiento que el gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez ha negado.

Al respecto, el director del Cerac dijo que una guerrilla con un jefe en el exterior es igual que una guerrilla acéfala. Y advirtió que ni siquiera los medios y las autoridades tienen certeza del paradero de muchos jefes guerrilleros.