X

Internacionales

Fiscalía boliviana investigará a Evo Morales por represión a indígenas

Foto: EFE/Felipe Trueba


La Paz, 6 nov (dpa) –
El presidente boliviano, Evo Morales, será investigado por la fiscalía de su país debido la represión que sufrieron los indígenas que rechazaban la construcción de una carretera por la reserva ecológica del Iseboro Sécure (Tipnis), informó hoy el diario “El Deber”.

El fiscal general del Estado boliviano, Mario Uribe, explicó al rotativo que por este caso también existe una denuncia en contra del vicepresidente Álvaro García Linera, algunos jefes de la policía y varios ministros de Estado.

“Las proposiciones acusatorias contra los dos primeros mandatarios se tienen que procesar en la ciudad de Sucre (centro)”, la sede del Poder Judicial de Bolivia, informó Uribe al precisar que el resto de la investigación se realizará “ante la autoridad judicial del distrito de La Paz” donde radican el Legislativo y el gobierno”.

El 25 de septiembre, un contingente de la policía intervino en la marcha de los 2.000 indígenas que se habían propuesto marchar a La Paz para rechazar la carretera a través del Tipnis, una obra de 306 kilómetros encargada a la empresa brasileña OAS.

Según testimonios e imágenes divulgadas por los medios locales, los policías maniataron y amordazaron a los dirigentes indígenas, incluidas mujeres, para disolver la protesta. La marcha llegó a La Paz la tercera semana de octubre tras 65 días de caminata.

El presidente Morales aseguró entonces que no ordenó la represión y pidió disculpas a los indígenas al pedir una investigación, cuyos avances aún no fueron divulgados.

La represión provocó un remezón en el corazón del gobierno debido a la renuncia de la ministra de Defensa, Cecila Chacón y posteriormente de su colega de Gobierno, Sacha Llorenti.

El diputado indígena Pedro Nuni, uno de los dirigentes que sufrió las consecuencias de la acción policial, dijo que “tomó nota de las declaraciones del fiscal y anunció una vigilancia al proceso “para que no se trate de proteger a los responsables de la represión”.

Las organizaciones indígenas de Bolivia también analizaron realizar una denuncia contra el gobierno de Morales ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA).