X

Internacionales

Arremetida de las Farc deja un muerto y varios heridos en zona donde cayó el líder rebelde

Bogotá, 6 nov (EFE).- Un civil perdió la vida hoy y tres policías resultaron heridos en un ataque con explosivos lanzado por presuntos guerrilleros de las Farc en un pueblo de la zona del suroeste colombiano en la que murió “Alfonso Cano”, alias del jefe máximo del grupo rebelde, informaron autoridades de la región.

Al menos 19 casas y locales sufrieron destrozos por efecto de la acción insurgente, que se registró en Piendamó, localidad del departamento del Cauca, y la primera que cometen los rebeldes en el país desde la caída en combate de su líder, el viernes pasado.

El gobernador del Cauca, Guillermo Alberto González, explicó a la prensa en Popayán, la capital regional, que el ataque fue cometido con cohetes artesanales lanzados desde una camioneta.

Los guerrilleros lograron lanzar desde rampas dos de cuatro artefactos que transportaron en el vehículo, dijo González, e indicó que solo uno de ellos dio en el blanco, que era la estación municipal de la Policía Nacional.

Las deflagraciones causaron la muerte de un civil que se dedicaba a animar fiestas infantiles y dejaron heridos a tres uniformados, según informes transmitidos a la Gobernación por el alcalde de la localidad, Ariel Rodallega.

Una casa fue destruida por uno de los artefactos, que también dejaron destrozos en otras 18 edificaciones, informó el alcalde.

La localidad del ataque es vecina a Popayán y hace parte de la zona en la que las fuerzas de seguridad dieron muerte a “Cano”, comandante en jefe de las Farc.

El líder guerrillero cayó el viernes por la noche en un paraje montañoso entre las localidades caucanas de Suárez y Morales, cuando huía de una operación que había sido iniciada el mismo día por la mañana, con un bombardeo al campamento en el que se encontraba.

“Alfonso Cano”, alias de Guillermo León Sáenz, de 60 años y antropólogo de profesión, tenía una trayectoria de casi cuatro décadas en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), de las que era jefe máximo desde mediados de 2008.

El líder muerto había sucedido a Pedro Antonio Marín (“Manuel Marulanda” o “Tirofijo”), fundador y hasta entonces único comandante en jefe que había tenido esta guerrilla, en actividad desde 1964.

Marín falleció el 26 de marzo de 2008, casi octogenario, de una crisis cardiaca, según lo informado en su momento por el Secretariado (mando central) de las Farc.