X

Internacionales

Rajoy y Rubalcaba se enfrentarán mañana en un duelo televisivo

Foto: EFE/Alberto Martín


Madrid, 6 nov (EFE).-
El candidato del opositor Partido Popular (PP) a la Presidencia del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y el del gubernamental Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, protagonizarán este lunes su primer y único duelo televisivo antes de las elecciones del 20 de noviembre.

El debate, que durará dos horas y se celebrará en medio de una gran expectación y con la mirada puesta en los indecisos, en el caso de los socialistas, estará dividido en tres bloques, uno dedicado a economía y empleo, otro a políticas sociales y un tercero a democracia, seguridad y política exterior.

A diferencia de otros «cara a cara», en esta ocasión no habrá tiempos tasados, sino que serán «corridos», de manera que cada candidato dispondrá de un tiempo determinado que podrá utilizar en función de su interés.

Dos árbitros de baloncesto cronometrarán los tiempos de las intervenciones, cuyo operativo tendrá un coste estimado de entre 530.000 y 550.000 euros (entre 730.930 y 758.516 dólares), que sufragarán las televisiones en función de la audiencia que tengan ese día.

Se espera que este nuevo formato, que han consensuado los asesores de los candidatos hasta el más mínimo detalle, será más flexible que el utilizado en 2008 entre José Luis Rodríguez Zapatero, actual presidente del Gobierno español, y el entonces también candidato Mariano Rajoy.

El líder del PP, a quien las encuestas vaticinan una holgada mayoría absoluta, dedicará la mayor parte de su tiempo a defender sus propuestas económicas, insistirá en que, pese a la situación económica y a los cinco millones de parados que dejan los socialistas, España puede salir de la crisis.

Rubalcaba, por su parte, centrará su discurso en explicar a los españoles, y especialmente a los indecisos, que la candidatura que encabeza es la que garantiza las políticas sociales, haciendo hincapié en el trabajo que han hecho en este sentido en los últimos años.

Y es que los socialistas ven el «cara a cara» como una oportunidad para convencer a muchos indecisos que están «deseando votarles» pero que están defraudados e incluso enfadados con las políticas que ha llevado a cabo José Luis Rodríguez Zapatero, según han asegurado fuentes de esta formación.

En el PP, por el contrario, dan una importancia relativa al debate, ya que no creen que incluya en el resultado electoral, según las fuentes consultadas, que aseguran que Mariano Rajoy hará, durante sus intervenciones, continúas llamadas a la unidad, a la concordia y al entendimiento.

El debate que protagonizarán los aspirantes, el quinto cara a cara de estas características en la historia de la democracia en España, será el más importante, aunque no el único puesto que dos días después tendrá lugar otro en el que participarán representantes de cinco fuerzas políticas.