X

Internacionales

Corte Suprema de EE UU revisará la imposición de cadenas perpetuas a menores

WASHINGTON, 8 noviembre 2011 (AFP) – La Corte Suprema estadounidense accedió el lunes a revisar la competencia de los estados para imponer la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en los casos de asesinatos cometidos por menores de edad.

La Corte expresó, en una nueva acción referente a las condenas a menores criminales, que revisaría dos casos de homicidios cometidos por adolescentes que tenían 14 años en el momento del crimen.

Uno de los casos analizados es el de Evan Miller, del estado de Alabama, que recibió una sentencia de cadena perpetua sin derecho a libertad bajo palabra por un asesinato cometido cuando tenía 14 años.

La otra condena que será revisada es la de Kuntrell Jackson, de Arkansas, que también fue sentenciado a pasar su vida en prisión sin la posibilidad de una excarcelación condicional luego de haber sido considerado cómplice en un atraco a una tienda en el que el vendedor resultó muerto.

Según los abogados de la organización con sede en Alabama Equal Justice Initiative, que impulsó la revisión de ambos casos, estos jóvenes están entre los 73 menores que cumplen este tipo de pena.

Los letrados afirman que Miller “fue sentenciado bajo un estatuto que obligaba a decretar la prisión a perpetuidad sin opción a libertad vigilada que impedía cualquier consideración sobre la edad u otras circunstancias atenuantes para pedir una sentencia menor”.

En el caso de Arkansas, el adolescente fue también sentenciado por una ley estatal imperativa, que los abogados defensores consideran “cruel e inusualmente dura”, algo prohibido por la Constitución estadounidense.

“A nivel internacional, Estados Unidos es el único país en el mundo donde se imponen penas de cadena perpetua a jóvenes adolescentes”, explicaron los representantes de la defensa.

La decisión de revisar ambos casos supone una nueva iniciativa respecto a penas para jóvenes por parte de la Corte Suprema después de que en 2005 prohibiera la pena capital para quienes fueran menores de edad en el momento de haber cometido el crimen y de que el año pasado terminara con la cadena perpetua para menores que no hubieran cometido asesinato.