X

Internacionales

Raúl Castro mantiene a la vieja guardia al frente de Fuerzas Armadas de Cuba

Foto:REUTERS/Jorge Luis Banos / Archivo

LA HABANA, 9 noviembre 2011 (AFP) – El Presidente Raúl Castro mantuvo a la vieja guardia revolucionaria al frente de las Fuerzas Armadas de Cuba, al nombrar como ministro y viceministro de Defensa a los Generales Leopoldo Cintra Frías y Álvaro López Miera, símbolos del «internacionalismo» militar cubano.

Cintra, de 70 años, miembro desde 1991 del selecto Buró Político del Partido Comunista (único), fue nombrado en el cargo por el Consejo de Estado (ejecutivo) a propuesta de Raúl Castro, según un comunicado oficial leído la noche del martes en la televisión y publicado este miércoles por la prensa.

Siguiendo la sucesión en la cadena de mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Cintra ocupa el puesto de ministro que dejara vacante el general Julio Casas, quien era vicepresidente cubano y mano derecha de Raúl Castro, y que falleció en septiembre pasado en La Habana a los 75 años de un paro cardiorrespiratorio.

«Polito», como lo llama el líder cubano Fidel Castro, se incorporó en 1957, con 16 años, a la guerrilla que éste dirigía en la Sierra Maestra (sureste), y cumplió una misión militar en Etiopía en 1978 y tres en Angola (1982, 86 y 87).

Bajo su mando, los cubanos libraron en 1987 el combate de Cangamba, y fue además estratega de la decisiva batalla de Cuito Cuanavale, que marcó la victoria definitiva de las tropas cubano-angoleñas sobre el ejército sudafricano.

Como viceministro primero de Defensa, cargo que ejercía Cintra desde 2008, fue designado el general Álvaro López Miera, de 68 años, también miembro del Buró Político y del Consejo de Estado, quien «continuará» al frente del Estado Mayor General de las FAR, según el comunicado oficial.

El nombramiento de Cintra y de López, ambos veteranos de la guerrilla de Fidel Castro, «Héroes de la República de Cuba», y símbolos del «internacionalismo» militar cubano, el mando de las FAR se mantiene en manos de la vieja guardia revolucionaria.

Surgidas del ejército guerrillero que llevó a Fidel Castro al poder en 1959 y comandadas durante 48 años por Raúl Castro, las FAR son un pilar de la defensa y de la preservación del socialismo, dado que la isla ha vivido medio siglo en pie de guerra por su histórica confrontación con Estados Unidos.

«Tengo sobradas razones para proclamar que las FAR (…) nunca renunciarán a cumplir ese papel al servicio de la defensa del pueblo, el Partido, de la Revolución y del Socialismo», declaró Raúl Castro al clausurar en abril el VI Congreso del Partido, que avaló su plan de más de 300 reformas para hacer eficiente el agotado modelo económico cubano, de corte soviético.

En los años 90, bajo el mando de Raúl, las FAR se modernizaron e incursionaron en sectores clave de la economía: turismo, comunicaciones, transporte, azúcar, mercado agropecuario y agricultura urbana, convirtiéndose en un pilar económico de la isla para avanzar en las reformas de apertura económica.

En el turismo, principal fuente de divisas de Cuba -unos 2.000 millones de dólares al año-, los militares rigen la mayor parte de las actividades a través de la Corporación Gaviota, un gigante con hoteles en ocho polos turísticos, una compañía aérea, cadenas de tiendas, empresas de renta de autos y marinas.

Durante la crisis económica de los 90
, causada por la desintegración de la ex Unión Soviética, principal sostén de la isla durante 30 años, Raúl impulsó en las FAR un modelo de eficiencia para aumentar la productividad y rentabilidad que ahora aplican empresas civiles, con buenos resultados.

«No cabe duda que las FAR representan el elemento más organizado y eficiente de la sociedad y que su papel será crucial en el presente y futuro de Cuba», opinó el economista opositor Oscar Espinosa.

Tras el nombramiento de Cintra suman siete los generales que integran el Consejo de Ministros (gabinete, de una treintena de miembros). Además, un 40% de los miembros del Buró Político y casi un 20% del Comité Central -máximo órgano del Partido- son generales.