X

Mascotas

Prepara la bienvenida y los primeros días de tu cachorro en casa

Foto:Dreamstime

La decisión de adoptar una mascota, no es cosa de juego, por el contrario es una decisión seria que no se toma de la noche a la mañana, pues trae consigo una gran responsabilidad y una experiencia de convivencia enriquecedora, llena de emociones y cambios.

Usted y su cachorro estarán en una fase de adaptación. Él acaba de separarse de lo que ha sido su hogar en lo que lleva de existencia; pasa a encontrarse un hábitat completamente distinto en el que ya no está acompañado de su madre y hermanos. Para él usted se ha convertido en su “madre” y en cierta medida así lo es.

El momento de la llegada

Cuando el cachorro ha cumplido las ocho semanas, ha llegado el momento del destete, por lo que es la etapa ideal para traerlo a casa, justo antes de que empiece a adaptarse al lugar de su nacimiento.

Debes haber elegido el nombre para que se vaya acostumbrando desde el principio cuando se le llame.
Retira de su alcance todos los productos toxitos que almacenamos en casa (los detergentes, lejía, desinfectantes, insecticidas, etc.).

Si tenemos plantas en casa, hay que saber que algunas especies, tanto de interior como exteriores, pueden ser venenosas.

Los cables que puedan estar a su alcance se deben retirar o cubrir.

Las compras de nuestro nuevo inquilino

Foto:Dreamstime

Como en toda mudanza es indispensable tener donde dormir, lo ideal es una camita, o una manta que podamos colocar dentro de una cajita será suficiente.

Un collar y una placa de identificación son su nombre y un número de teléfono en el que pueda localizarte en caso de que se pierda.

Una correa de por lo menos tres metros para darle libertad de caminar.

Dos platos uno para comer y otro para beber, lo ideal es que sean pesados para que le dificulte voltearlos y derramar lo que tienen dentro. Para los animales de orejas largas conviene que su diseño sea acorde a esta característica.

Un cepillo o peine que no solo lo mantendrá hermoso sino que favorecerá el buen estado de salud del manto al mejorar la circulación sanguinea. Recuerda que hay un cepillo ideal para cada raza, consulta a tu veterinario o peluquero canino para que te aconseje mejor.

Algunos juguetes le serán muy útiles para el aprendizaje y para evitar que necesite de tus cosas para jugar con ellas.

Sus primeros días en casa

Foto:Dreamstime

Durante el periodo de adaptación el perro el cachorro debe sentirse abrigado para que su desarrollo emocional esté libre de traumas.

Llévalo a casa por la mañana, para que tenga tiempo de hacerse al nuevo ambiente antes de que llegue la noche.

Muéstrale al cachorro su propio espacio dentro de su nueva casa, para que conozca cuál será el sitio que le han destinado para dormir o cuáles son lo ruidos típicos del hogar.

Es normal que durante las primeras noches aúlle y llore, pues estará tratando de llamar a su madre y hermanos. No hace falta que lo lleves a tu cama, luego será traumático alejarlo de ahí.

Puedes colocarle una botella con agua tibia debajo de la manta para simular el calor de su madre.

Un truco para evitar los llantos nocturnos es situar cerca de su cama un reloj, ya que el sonido de éste le recordará el latido del corazón de su madre.

Puedes colocarle una botella con agua tibia debajo de la manta para simular el calor de su madre.

Cualquier cambio alimenticio deberá producirse progresivamente evitando cualquier desorden digestivo.
La visita al veterinario también se deberá producir cuanto antes para establecer las fechas de vacunación del cachorrito y garantizar el estado de salud.

Con el tiempo, nuestro nuevo compañero será el más fiel y leal de nuestros amigos y nos devolverá con creces todo lo que hemos hecho por él desde su llegada.