X

Mascotas

Juega con tu cachorro, hazlo sentir en casa

Foto: Deamstime

Sabemos que es fundamental atender las necesidades sanitarias, de higiene y fisiológicas de nuestros animales, pero debemos saber que es igualmente importante que crezca con una estimulación mental apropiada.

Para quien ha tenido la oportunidad de ver una madre con su cachorro, habrá notado la manera en que ésta interactúa con él. La madre los entretiene con pequeños golpecitos en el hocico y lamiéndolo, ayudándolo de esta manera a canalizar su energía y enseñándole algo fundamental para su vida: el juego. A través de esta simple actividad los cachorros aprenderán como relacionarse con otros perros, podrán entender las normas de convivencia y los límites que tienen, además de tomar consciencia del mundo donde viven.

Si no se les permite esta actividad estaremos criando un perro que en el futuro será problemático y difícilmente controlable. Los juegos sanos los ayudan al fortalecimiento de los lazos afectivos perro-dueño, le enseñamos lo que se debe morder, potenciamos el ejercicio físico, activamos la estimulación mental del perro, centramos su atención y aumentamos su seguridad y confianza.

Es necesario tener en cuenta ciertas cosas cuando un perro llega a un nuevo hogar. Inicialmente debemos entender la personalidad del cachorro para poder reforzar algunas actitudes y suavizar otras. A partir de esta comprensión sabremos qué tipos de juegos o juguetes podremos usar con ellos.

La educación de los cachorros es fundamental y debemos saber enfocarlos correctamente a una actividad para poder lograr resultados. Sin embargo, hoy día existen una gran cantidad de juguetes en el mercado, por lo que hacer la elección correcta resulta cada vez más difícil. Es importante tener en cuenta que no todos los juegos son apropiados y que todo depende del perro y su edad.

Si nuestro perro tiene un carácter fuerte no podemos entrenarlo con juegos de fuerza, ya que con esto solo lograremos acentuar ese carácter. Contrariamente, si el perro es nervioso debemos evitar que se altere, por lo que debemos prescindir de los juegos de lanzamientos.

Los juegos para morder nos pueden parecen divertidos pero cuando nos dejamos ganar por el perro, éste podría entenderlo como que le ha ganado a su dueño, creando así un conflicto de autoridad. Si nuestro perro es tímido, estos juguetes sí serían ideales para reforzar su carácter. Si por el contrario tenemos un animal que tiende a ser dominante hay que dejarle claro que jamás será más fuerte que su dueño.

Debemos conocer qué tipo de juguetes son los apropiados para nuestro perro ya que cada uno de ellos podría incentivar ciertas conductas. Por ejemplo, los juguetes con formas específicas de animales podría incentivarlos a perseguir a los verdaderos, los que tienen forma de objetos caseros podrían confundir al perro y no sabría con cuál debe jugar. También se deben evitar los juguetes que no son para perros, ya que podrían romperse y tragárselos.

Un juego clásico pero divertido y sin límite de edad, es la pelota. Este juego es seguro y no posee ningún tipo de contraindicación. También son buenos los huesos duros porque le ayudarán a mantener su dentadura en perfectas condiciones. Es importante recordar que debemos jugar con ellos solo cuando se porten bien y no al contrario, de ésta manera lo estaremos guiando hacia el comportamiento correcto.

Con información de Perros.com