X

Mascotas

¿Sabías que algunas especies de hormigas «esclavizan» a otras? (+video)

01 Pequeñas esclavistas from Alberto José Redondo Villa on Vimeo.

Video: Alberto José Redondo Villa, 12 de septiembre de 2013

(Caracas, 12 de septiembre. Noticias24).- Contrariamente a lo que nosotros creemos, no somos los primeros en inventar cosas, ni siquiera en esos terrenos donde la inteligencia nos decía que por nuestra capacidad de raciocinio solo nosotros podíamos crear desde el punto de vista de conductas sociales.

La naturaleza una vez más nos demuestra que está miles de veces más adelantada que nosotros y esta vez lo hace con las hormigas.

Este siempre bien ponderado insecto, vuelve a sorprendernos pero en esta ocasión no por su fuerza sino a través de su comportamiento social, el cual, aunque suene increíble, cada vez se parece más al de los humanos (¿o viceversa?).

Resulta que las hormigas también practican lo que nosotros llamamos esclavismo, lo cual no es más que someter a otros para que realicen nuestras labores mientras disfrutamos de un agradable descanso. La hormiga de la especie Polyergus rufescens esclaviza a hormigas del género Formica para que realice todo aquello que no son (regularmente son cosas que suelen ser las menos agradables).

La reina de las Polyergus busca un nido de Formicas para asesinar a su reina y tomar su olor, de esta manera evitando ser atacada por las obreras locales. Una vez realizado esto, las hormigas menores empiezan a reconocer a la invasora como su reina y de inmediato a cuidarla, acicalarla y protectoras de sus huevos hasta que estos eclosionan, dando paso al nacimiento de una nueva estructura social: las Polyergus serán las capataces y las Formica las esclavas.

El único inconveniente radica en que las «capataces» se acostumbran tanto a su estilo de vida que la evolución termino castigándolas, al quitarles la capacidad de alimentarse por si mismas (véase Trofalaxis) gracias a sus mandíbulas de sable hechas solo para cazar. La única forma de sobrevivir de estas hormigas es robando las pupas de esos hormigueros conquistando para esperar que nazcan los «nuevos esclavos».

Esta es solo una de las hormigas esclavistas.