X

Mascotas

Triste realidad en Barinas: denuncian casos de perros abandonados y maltratados en la entidad (+fotos)

Foto: cortesía de Andrea Sarria

(Caracas, 13 de septiembre. Noticias24) Proteger a los animales del maltrato y del abandono no es tarea exclusiva de las autoridades sino también de los consejos comunales, fundaciones y ONG, la comunidad de veterinarios y el pueblo en general.

En Barinas, solo un pequeño grupo de personas está haciendo grandes esfuerzos por enfrentar lo que se ha convertido en un problema social y de salud, pues la cifra ronda los cientos de animales abandonados en la ciudad capital.

Una de las organizaciones que se ha encargado de colaborar ha sido la Fundación Pro-Defensa de los Animales “Déjame Vivir”, la cual tiene más de dos años conformada pero que aún no tiene sede propia y solo recibe la ayuda de médicos veterinarios, amas de casa y jóvenes.

Es triste porque además de verlos enfermos, desnutridos y muchos agonizando, está la guillotina que es para ellos muchas calles y avenidas de esta ciudad y más aún, carreteras o vías nacionales, donde es común ver sus cuerpos “regados” en plena vía mientras les pasan carros y carros. Un ejemplo claro de ello es la Intercomunal Barinas-Barinitas, que es la vía que comunica a los estado Barinas y Mérida. También son muchos los gatos que han sido atropellados por los vehículos que transitan por la zona.

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Lo más preocupante es que en los últimos meses muchos canes han sido abandonados por sus dueños, quienes por diferentes razones –ninguna aceptable- los sacan de sus casas y simplemente se deshacen de ellos.

Es entendible que por problemas económicos, personales, o por las campañas electorales interminables y las elecciones casi anuales que se realizan, la agenda y pensamiento de los barineses esté copada. Eso quizá ha impedido prestar la debida atención para resolver el problema de los perros abandonados. Sin embargo, nada justifica esa indolencia e inasistencia ciudadana.

Estos animales “callejeros” están sin ningún tipo de control o sin medidas salubres como vacunación o esterilización, lo que puede acarrear un problema de salud pública con la transmisión de enfermedades zoonóticas que pueden ser fácilmente prevenidas con la inmunización.

Otro problema que agrava la situación es el comercio irregular de mascotas. En la entidad también se vive la venta ambulante de animales domésticos, que se supone está regulada por la instancia municipal correspondiente. No se cuenta con un plan sanitario para las mascotas y son vendidas con enfermedades, que posteriormente encuentran los veterinarios en consultas. Pero la misma manera en que muchos negocios venden los animalitos como conejos, pájaros, perros y gatos, es dolorosa y lamentable, porque la insalubridad para ellos y para las mismas personas que se acercan a verlos y aún más a comprarlos, tampoco ha sido corregida por instancias que tienen esa competencia.

Foto: cortesía de Andrea Sarria

No se conoce con exactitud la cantidad total de los animales que se encuentran en las calles sin la debida alimentación y cuidado médico, lo cierto es que solo en el casco central de la ciudad de Barinas, ya son más de cien los animalitos abandonados entre pequeños, grandes, con pedegree o mestizos.

Desde el año 2010 existe en Venezuela la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica, Libre y en Cautiverio publicada en Gaceta Oficial 39.338. El documento establece sanciones “de hasta 100 unidades tributarias para aquellos que maltraten a sus mascotas o animales de la calle”. Además de las sanciones que se establecen en esta Ley de Protección, a quienes incurran en faltas graves contra los animales se les aplicara el Código Penal.

También “las instancias municipales tendrán la responsabilidad de pensionar a la fauna doméstica que no tengan techo, alimentación y cuidados médicos”. De esta ley, “la exposición de motivos y transversalizado en todo el articulado de la Ley se es consecuente con la Declaración de los Derechos de los animales consagrado por la ONU (Organización de Naciones Unidas) en 1977”.

Esta ley supone un importante paso que da el país en esta materia, pues antes en Venezuela no existía un instrumento legal que protegiera a la fauna doméstica, más allá del trabajo de organizaciones protectoras y defensoras de animales. Pero ahora, con esta ley, que tiene 74 artículos, se regula la propiedad, tenencia, manejo, uso y comercialización de los animales domésticos.

Sin embargo, más allá de la ley, los ciudadanos deben tomar conciencia y no permitir situaciones como éstas de maltrato y abandono. Una mascota no es un juguete, es un ser vivo que tiene necesidades y al cual debe dársele atención.

Información cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria

Foto: cortesía de Andrea Sarria