X

Mascotas

El entrenador Javier Roa te lo explica todo: ¿Cuál es el perro ideal para casas pequeñas?

Foto: Nota de Prensa

(Caracas, 17 de octubre. Nota de Prensa) – Una pregunta que suena cada vez con más frecuencia: ¿qué perro es mejor para vivir en un apartamento pequeño? Es casi natural, inmediato, pensar de manera automática en una raza pequeña. Lo cual, a su vez, se une a otro gran problema: “tengo un perro grande y me mudo a un apartamento pequeño, lo quiero dar en adopción”.

Bien, en vista de la cantidad de desinformación que pulula al respecto, es importante que antes de empezar a hablar de razas que sí y razas que no, se aclaren algunos puntos de discordia:

Todos los perros son “iguales”, pues no, claro que no lo son. Lo que queremos decir es que todos los perros pueden valer para una casa pequeña, con independencia de su raza y tamaño.

Y es que acoplarse o no a una vida en 50 m2 no depende del animal sino del dueño. Lo ideal, está claro, pasa por tener un gran espacio, un jardín y demás. Pero si no es el caso, lo importante es que la mascota tenga cubiertas sus necesidades físicas, psíquicas y fisiológicas. Es decir, todo depende de la responsabilidad del humano y su compromiso para enseñarle a vivir en esas condiciones.

Todos los perros son “iguales”, pues no, claro que no lo son

El animal deberá tener muy claro cómo debe comportarse en el apartamento reducido, recibiendo una enseñanza concienzuda y una atención constante, al menos hasta que se acostumbre definitivamente. Debe saber que no se ladra ni se juega dentro, sino fuera de casa. Hay que entrenarlo, en definitiva, a ser un buen vecino (de la misma manera que lo haría una madre con un bebé que no dejara de gritar y corretear por casa, sin ir más lejos).

Hacerle ejercicio. Fundamental, para que funcione lo primero, que tenga cubierta esta necesidad. No hay casa pequeño si el perro recíbelos paseos y juegos necesarios en el exterior.

Análisis de conciencia. Visto lo visto, el resumen sigue siendo el mismo: todos los perros pueden vivir en una casa pequeño, pero ¿puedes tú hacerlo posible? Asegúrate de que puedes sacarlo a pasear todo el tiempo que sea necesario, o de tener las espaldas cubiertas en caso de no poder.

Hay razas más activas que otras, pero recuerda que es una responsabilidad muy grande en todo caso, que se trata de un ser vivo y activo que requiere jugar, inspeccionar, olisquear, pasear y respirar aire puro.

Por supuesto, sé consciente de que un perro grande requerirá más obligaciones (ya no sólo a nivel físico, sino de limpieza del hogar, gastos…) y que hay razas que requieren un extra (las PPP); pero estando tú concienciado, no debería haber ningún problema pues, en este sentido, todos los perros sí son iguales.