X

Mascotas

Auxilio! mi perro muerde y destroza todo

Foto: Noticias24

(Caracas, 24 de Marzo. Noticias24).- La ansiedad, el aburrimiento, el dolor de encías o la hiperactividad son los principales motivos por los cuales los perros muerden objetos y muebles en el hogar.

Es un comportamiento comprensible cuando se tiene un cachorro de entre tres y seis meses, ya que lo más seguro es que les duelan las encías por el crecimiento de los dientes. Lo más recomendable es comprarles juguetes que pueda morder, como huesos o pelotas. Nunca debemos darle zapatos viejos o cosas nuestras, ya que nuestro perro no diferenciará un zapato viejo de uno nuevo. Los huesos naturales, especialmente los de pollo, no son recomendables.

Si a pesar de sus juguetes nuestro perro prefiere los objetos de nuestra casa debemos vigilarlo a todas horas para poder reprenderle en el instante que intente mordisquear algo. Si encontramos a nuestro perro mordiendo debemos ser firmes y contundentes, un fuerte NO le dirá que lo que hace no está bien, seguidamente lo apartaremos de ese lugar y le daremos su juguete para que lo muerda, pero hay que ser constantes, la mayoría no lo aprenderán a la primera.

No debemos desanimarnos ni reprenderlo con castigos físicos. Los periódicos enrollados no son un buen método de aprendizaje.

Cuando los destrozos se ocasionan mientras estamos ausentes, es inútil y absurdo regañarle o castigarlo por ello, los castigos físicos lo único que consiguen es convertir a nuestro amigo en un animal asustadizo. Lo más eficaz es dejarlo en una habitación vacía o con cosas que no pueda morder y destrozar, pero antes de encerrarlo es preferible sacarlo a dar un paseo o que haga algo de ejercicio, así conseguiremos que durante el tiempo que esté en esa habitación lo tome como un descanso.

Cuando el perro tenga más de un año, el comportamiento de morder todo lo que haya a la vista es un problema. Es probable que el perro esté aburrido, ejercitarlo antes de dejarlo varias horas sólo es la mejor opción.

Un paseo de cinco minutos para que haga sus necesidades no es suficiente para gastar la energía sobrante de un perro. Si queremos evitar que emplee esa energía destrozando nuestra casa, debemos cansarlo y pasear media hora mínimo antes de irnos.

Si nuestro perro, a pesar de dar largos y agotadores paseos, sigue destrozándonos la casa debemos considerar la opción de que sufra ansiedad o algún otro problema más grave. Los perros de avanzada edad pueden sufrir un trastorno llamado Síndrome de Disfunción Cognitiva, es una enfermedad similar al Alzheimer en los humanos. Esta enfermedad afecta entre otras muchas cosas a la capacidad de aprendizaje del perro y a su memoria. Para tratar estas enfermedades es recomendable acudir al veterinario de confianza.

Con información de Perros.com