X

Mascotas

Lamerse, rascarse y mordisquearse: lo que hacen los animales para estar limpios (+fotos)

Foto: AFP PHOTO / Christophe Simon

HAMBURGO (dpa) – Cepillarse los dientes por la mañana y por la noche. Peinarse antes de ir a la escuela, ducharse o bañarse antes de ir a dormir, lavarse las manos antes de comer. Los seres humanos nos tomamos mucho tiempo para mantener nuestro cuerpo limpio. Los animales también.

No tienen cepillo dental ni jabón. Pero tampoco lo necesitan, porque la naturaleza los dotó de muchos recursos ingeniosos para limpiar su piel, pelaje, plumas o escamas.

Los gatos, por ejemplo, se limpian con su saliva. Pasan varias horas al día lamiéndose el pelaje con su lengua áspera o se pasan la pata mojada con saliva por el cuerpo. Los pájaros utilizan sus picos para limpiar su plumaje. Se pasan las plumas por el pico e incluso utilizan un aceite para mejorar la calidad del plumaje. Lo obtienen de una pequeña glándula en la cola. Con el pico esparcen el aceite sobre las plumas.

Algunas especies animales son especialmente hábiles para su higiene corporal. ¡No se limpian ellos mismos, sino que se hacen limpiar por otros! Por ejemplo, los hipopótamos: le dejan el cuidado de su gruesa piel a unos pájaros llamados picabueyes. Estos pájaros picotean los insectos que se meten en los pliegues de la piel del hipopótamo. Ambas partes salen ganando: las aves obtienen alimento, los hipopótamos se liberan de sus molestos inquilinos (que, claro, son los únicos perdedores de esta alianza).

Foto: DPA

También existe personal de limpieza en el mar: los peces limpiadores, que montan verdaderas estaciones de limpieza. Allí se detienen otros peces que se quieren liberar de parásitos, pequeños seres vivos que se montan sobre ellos y les hacen daño o al menos les molestan. Los peces limpiadores se encargan de la limpieza devorando los parásitos. Incluso se encargan de la limpieza dental. Se introducen nadando en la boca de sus clientes y limpian los restos de comida entre los dientes. Como ven, hasta los animales que viven en el agua tienen que limpiarse.

La mayoría de los animales se limpian para liberarse de parásitos. Porque muchas veces resultan muy molestos, les causan una fuerte picazón y pueden transmitir enfermedades.

Hay incluso animales que se limpian con la mugre. Como los jabalíes, que se revuelcan profusamente en el barro, al igual que sus primos domésticos, los chanchos (cerdos o puercos). Parecen disfrutar enormemente de estar embarrados de una punta a la otra. Cuando el barro se seca, estalla en pedazos y cae de la piel del animal, llevándose adheridos todos los insectos y parásitos que habían estado anidando en su piel. Y el jabalí y el chancho, limpitos.

Foto: DPA

Los chimpancés utilizan palitos para limpiarse los dientes

También a los monos les gusta tener una dentadura limpia y brillante. Los chimpancés no tienen cepillos dentales, pero utilizan pequeños palillos, casi como nuestros escarbadientes. Con ellos se quitan los restos de comida entre los dientes.

A veces también se limpian los dientes unos a otros. Además aflojan con los palillos los dientes de leche de los chimpancés jóvenes, de modo que se caigan más fácilmente.

Foto: DPA