Conoce al chimpacé más inteligente del mundo: cocina, hace bromas y juega Pac – Man (+fotos)

Foto: Laurentiu Garofeanu/ Barcroft US

(Caracas, 07 de junio. Noticias24) .-El chimpancé más inteligente del mundo puede cocinar, tocar música, usar la computadora y hacer bromas sarcásticas a través de las 3.000 palabras que usa en su vocabulario.

Cuando celebra la fiesta de cumpleaños número cuatro de su hijo, Kanzi disfruta ver la emoción de Teco cuando abre sus regalos y cuando se le pregunta qué quiere para almorzar, responde omelette, lo cual no solo disfruta comer sino también cocinar.

Después de la comida, el chimpancé descansa viendo en su computadora 400 símbolos que representan cosas o ideas específicas. Con su dedo índice presiona el símbolo que desea y una voz con acento americano responde su solicitud.

Mientras Kanzi prepara huevos, lechuga y manzanas, su hijo de cuatro años presiona el símbolo de chocolates “M&Ms” y cuando se le pregunta si eso es lo que quiere, Teco responde afirmativamente.

Estos animales son unas súper estrellas y han logrado que los humanos reflexionen sobre nuestros familiares mamíferos del mundo animal, cambiando nuestra manera de pensar sobre creernos superiores a ellos.

Kanzi, quien tiene ahora 33 años, ha estado muy inmerso en el mundo de los humanos y el lenguaje en inglés desde que nació. Científicos que han estudiado su caso, dicen que posee un enorme vocabulario fácil de seguir y propicio para fomentar conversaciones simples.

Él ha aprendido a decir alrededor de 500 palabras a través de claves y puede entender cerca de 3.000 de ellas. Kanzi fue el primer primate quien no aprendió inglés con un entrenamiento directo.

Como un niño, Kanzi intenta enseñarle a su madre el lenguaje de manera simple y Teco hace lo mismo que observa de su padre.

A través de la observación, Kanzi escoge actividades manuales como cocinar y jugar Pac-Man (puede pasar el primer nivel fácilmente como muchos humanos). Al igual que su hermana, Panbanisha, le encanta el rock británico de la estrella Peter Garbriel.

Con información de dailymail.co.uk