Recomendaciones antes de la llegada del “mejor amigo del hombre” al hogar

Foto: NP

(Caracas, 03 de agosto. Noticias24).- El veterinario y director del Centro de Medicina del Comportamiento Animal de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Miguel Ibáñez, afirma que cualquier raza de perro es buena para vivir en familia, “Hay rotwailers, un perro grande y robusto que puede no gustar a mucha gente, pero son almas cándidas. Todo depende de la educación, de la forma de vida y del ambiente adecuado que se haya dado a cada individuo”

Es por esto que a la hora de elegir un perro para el hogar se debe de tener presente los siguientes datos:

Tomar la decisión correcta

Cuando se toma la decisión de tener un perro en el hogar, hay que recordar que debe de haber un acuerdo dentro de la familia para cuidar al animal.

Dedicación familiar para el nuevo integrante de la familia

Video: (CanalTVC, 03 de agosto del 2014)

Es importante tener en cuenta si la familia dispone de tiempo suficiente para cuidar de manera responsable al animal, “un perro requiere tiempo de esparcimiento tanto para realizar ejercicio físico como en su relación social no sólo con los miembros de la familia, sino también con otros seres humanos que le son ajenos y con otros perros. Eso es sociabilizar al animal, lo que se tiene que hacer siempre, pero cobra especial importancia durante los cuatro primeros meses de vida”.

“Una mascota necesita tiempo para el juego, para su educación, para mimos y atenciones, cuidados higiénicos y eso no sólo supone cinco minutos cada día», concluye Gabriela Tami, doctorada en Veterinaria y Máster en Etología de la Fundación Affinity.

La capacidad monetaria para mantener a la mascota

Así como los niños en sus primeros años de crecimiento, los perros requieren una inversión monetaria para la esterilización, vacunas, accesorios para la mascota, comedero.

Según la doctora Tami, “el coste total puede variar en función del tipo de mascota, de su tamaño, edad, características físicas y predisposición a enfermedades”, los gastos en el animal perdurara durante toda la vida, tienen que estar preparados para los problemas de salud, medicinas, desparasitación, alimentación de calidad.

Paciencia, tiempo y dedicación, son vitales para el perro

En sus primeros años de vida, al can hay que dedicarle tiempo para corregir y moldear de forma adecuada sus conductas con el fin de una buena adaptación a su nuevo hogar.

El doctor Ibáñez cuenta que existen recursos como los cursos de la Escuela de Cachorro en la Facultad de Veterinaria de la UCM. Durante un mes y medio los propietarios de los canes asisten a una clase semana para que aprender a educar a sus mascotas.

Constancia y dedicación con el perro

Comúnmente la vida de un perro es de entre 12 y 17 años, según el tamaño. La veterinaria Gabriela Tami señala que durante todos estos años, la familia debe tener en cuenta que existen circunstancias, que deben de saber manejar, “aparecer nuevos miembros de la familia, cambiar de casa o estilo de vida… y a pesar de todo, su mascota sigue a su lado”.

Con información de ABC.es