Matilda, la “gata alienígena”, es la nueva sensación de la red (+fotos)

Foto: Oddity Central

(Caracas, 17 de junio. Noticias24).- Matilda está cerca de convertirse en la nueva sensación de internet, gracias a sus grandes ojos vidriosos que recuerdan a los extraterrestres de las películas clásicas. Su misteriosa apariencia ha atraído a más de 33.000 seguidores en Instagram y siguen creciendo ahora que sus fotos se han vuelto viral.

Video: Youtube

Sin embargo, la triste historia de Matilda no es tan divertida como parece. La minina de dos años sufre de una misteriosa condición que empeora a medida que envejece y sus anónimos dueños, quienes se refieren a sí mismos como sus “sirvientes”, revelaron que de pequeña solía ser como cualquier otro gato normal, salvo que de vez en cuando le veían un ojo bizco.

Matilda vive con sus amorosos sirvientes “El hombre de barba”, la “Señorita” y el “Perro” o al menos eso es lo que explica en su página oficial. Nació el día de los enamorados en 2013, en la casa abandonada de un pequeño pueblo y rápidamente fue rescatada por una sociedad protectora de animales. Cuando encontró una nueva casa tenía apenas 12 semanas y era “la cosita más hermosa y juguetona que nadie haya visto antes”.

Luego de cumplir su primer año, su pupila derecha comenzó a dilatarse y se mantuvo así por varios minutos. Los dueños consultaron varios veterinarios y uno de ellos la diagnosticó con leucemia felina. Preocupados y tristes, contactaron a la sociedad protectora para tratar de indagar sobre cómo podría haber contraído la enfermedad; es allí cuando descubren que los miembros de la sociedad también estaban intentando contactar a los dueños, debido a que los otros gatos que fueron rescatados en el lugar habían desarrollado una misteriosa condición en los ojos.

“La Señorita” se reunió con las otras personas que habían adoptado felinos para conseguir más información sobre el problema de los ojos y decidió llevar Matilda de regreso al veterinario, donde se le hicieron pruebas para el despistaje de leucemia que salieron negativos.

Deciden llevarla con un veterinario especialista en oftalmólogía que logró determinar que los síntomas de Matilda mostraban una luxación espontánea del cristalino, al igual que sus hermanos.

Dicha condición implica que el cristalino del ojo se disloca de su ubicación normal. Los cristalinos en el ojo derecho de Matilda se habían desprendido espontáneamente.

Luego de tomar en cuenta y considerar todas las posibilidades, sus dueños decidieron no intervenirla quirúrgicamente, porque al final no lograría mucha diferencia.

Desde que tomaron esa decisión los ojos de Matilda continuaron evolucionando y en poco tiempo el ojo izquierdo siguió al derecho. La felina perdió la visión y debe visitar el veterinario constantemente para mantener controlada su enfermedad.

Sus dueños crearon una página de donaciones para Matilda, en caso de que necesite la cirugía algún día y ya lograron recaudar más de 2500 dólares.

Con información de Oddity Central.

Foto: Oddity Central

Foto: Oddity Central

Foto: Oddity Central

Foto: Oddity Central

Foto: Oddity Central

Foto: Oddity Central