Otros seis animales que habitan en Venezuela y que podrían desaparecer en cualquier momento

Foto: Composición N24

(Caracas, 10 de julio. Noticias24).- Son numerosas las especies que se encuentran en peligro de extinción en la actualidad, la gran mayoría por la acción directa del hombre: el cambio climático, destrucción de su hábitat y la caza furtiva. En Venezuela también hay varias magníficas especies que podrían desaparecer.

Lea:

– En fotos: siete impresionantes animales que pueden desaparecer en Venezuela por culpa del hombre

1. Cotorra cabeza amarilla

Foto: cortesía mascotarios.com

La destrucción de las zonas de reproducción y alimentación figura como una de las principales causas de extinción de la especie, la captura para su uso como mascota y su cacería por considerarse plaga de cultivos también forman parte del problema.

2. Perro de agua o Nutria Gigante

Foto: cortesía zetaborg.com

Esta especie también ha sido muy afectada por la destrucción de su hábitat: deforestación de las márgenes de los ríos, contaminación y reducción de los cuerpos de agua.

3. Garza real

Foto: flickr.com

En el siglo XIX la moda de los sombreros femeninos adornados con las finas plumas de las garzas blancas fue la causante de una cacería implacable y un intenso comercio, lo que estimuló la cacería de millones de estas aves, poniéndolas en peligro de extinción. Actualmente, este comercio ha cesado y las poblaciones de garzas se han podido recuperar.

4. Caimán del Orinoco

Foto: cortesía llanosdevenezuela.com

Las actividades mineras, agrícolas e industriales, ha producido la contaminación de sus aguas y la reducción del hábitat utilizable por la especie. Adicionalmente, el saqueo de nidos para extraer los huevos con fines de subsistencia y la venta de caimanes recién nacidos a turistas. Por otra parte, algunos caimanes son atrapados accidentalmente en redes de pesca a las que son atraídos por los peces capturados.

5. Perro de monte:

Foto: cortesía corpocaldas

La principal amenaza del perro de monte es la intervención y modificación de su hábitat.

6. Danta:

Foto: cortesía urbonu.com

La cacería indiscriminada para su uso como fuente de alimento humano, aunado a la reducción, fragmentación y pérdida de hábitat, han contribuido negativamente en la disminución de sus poblaciones.