X

Mascotas

BBC Mundo: el policía que rescata perros callejeros en Bogotá

Foto: El teniente Andrey Pinzón Trujillo y su perro Beto, a quien adoptó de la calle y por el que comenzó con esta iniciativa de salir a atender a canes callejeros.

No es un programa oficial. Pero estos carabineros de Colombia, policías dedicados habitualmente a tareas en zonas rurales, terminan su día de trabajo y, una vez por semana, salen a alimentar y cuidar de perros callejeros.

Foto: «Estábamos haciendo una campaña de desparasitación de perros», hace más o menos un año, le contó a BBC Mundo Andrey Pinzón Trujillo. Era en una de la zonas más peligrosas de Bogotá, conocida como «el Bronx».

Foto: Beto tiene 2 o 3 años, calcula Pinzón Trujillo, «por los dientes». Justo estaba «pensando en comprar un perro de raza» cuando lo conoció y decidió adoptarlo. En el primer momento, el perro, que «estaba enfermo, desnutrido», se mostraba «muy nervioso, muy tímido», explicó.

Foto: Pero ahora Beto casi nunca se despega de su amo, que a veces teme que desarrolle hiperapego. La experiencia con Beto lo llevó a proponerle a un grupo de compañeros el salir a cuidar a otros perros de la calle una vez por semana.

Foto: Varios de sus compañeros aceptaron. Con su propia plata compran el alimento y los medicamentos que necesitan para cuidar a los animales, y el departamento de carabineros les presta un vehículo.

Foto: Al final del día, en general los jueves, cuando cae la noche, entre tres y cinco carabineros salen por diferentes zonas de Bogotá y sus alrededores a alimentar y brindar cuidados a estos animales.

Foto: Habitualmente salen por unas dos horas, pero a veces pueden pasar muchas más. Hay veces que comienzan la tarea a las ocho de la noche y no terminan hasta pasada la medianoche.

Foto: Beto, el perro del teniente Pinzón Trujillo, los acompaña siempre. En general está tranquilo entre los otros perros, así fue en la noche en que BBC Mundo acompañó a los policías. Aunque, dice Pinzón Trujillo, «el perrito viene de las duras calles, es macho y a veces choca con un macho alfa».

Foto: En esta salida recorrieron calles de Cajicá, un municipio cercano a Bogotá, una zona menos urbana, donde el campo empieza a preponderar.

Foto: Poco a poco, perros que deambulaban por ahí comenzaron a acercarse para recibir un poco de comida y alguna que otra caricia.

Por: Redacción / BBC Mundo