X

Mascotas

Hero, el perro de una niña diabética que detecta sus bajas de azúcar a distancia

Foto: Cortesía de OkDiario

(Caracas, 03 de mayo. Noticias24) – Los perros siempre son una buena compañía para las familias que les gustan los animales o simplemente porque es una manera de cuidar a algunos de sus miembros.

Lea

– Rescatan más de 200 perros criados para el consumo humano en Corea del Sur

En este sentido, hoy te mostramos a Hero, un perro Labrador que llegó a la vida de una pequeña diabética con síndrome de Down y cuya inteligencia ha sido capaz de detectar sus bajas de azúcar aún estando a ocho kilómetros de distancia.

A continuación la historia de este héroe de cuatro patas:

Los protagonistas

Sadie Brooks, es la dueña. Se trata de una niña de 4 años de edad que tiene Síndrome de Down y que sufre una diabetes de tipo 1.

Hero es su mascota, un perro labrador que, como otros muchos, ha sido entrenado para convertirse en el mejor cuidador posible de enfermos diabéticos. De ahí que precisamente los papás de la menor lo adquirieran para conseguir tenerla vigilada, desde un punto de vista sanitario, en todo momento.

Su relación

Desde el primer momento que Hero llegó a casa de Sadie se estableció una fuerte relación afectiva entre ambos, tanto es así que se han vuelto inseparables, que continuamente se están dando muestras de cariño y que están muy pendientes el uno del otro. Esto último es desarrollado, sobre todo, por el can ya que por algo ha sido educado para poder detectar los cambios en los niveles de azúcar de las personas con diabetes.

Así, como se ha dado a conocer a través de diversos medios de comunicación, se encarga de alertar a los padres de la pequeña de cuando dichos niveles se han alterado o están a punto de alterarse. ¿Cómo lo hace? Subiendo la pata derecha cuando se encuentran muy altos y subiendo la pata izquierda cuando están bajos.

El caso excepcional

El trabajo de esta mascota, aunque nos pueda resultar realmente sorprendente, es su día a día y, por tanto, entra dentro de la normalidad del cuidado que realiza de la niña. Sin embargo, lo que sí nos ha dejado con la boca abierta es descubrir lo que pasó estos días.

En concreto, la mañana en el hogar familiar comenzó como siempre. Así, después de desayunar, la pequeña fue llevada por sus papás al colegio, a la escuela primaria de Deerfield, que está situado a ocho kilómetros y en el que la menor recibe clases de educación especial.

Foto: Cortesía de OkDiario

Luego la madre regresó a casa e inició su rutina diaria teniendo por compañía a Hero. Sin embargo, conforme iba avanzando la jornada comenzó a darse cuenta de que el perro no estaba bien. No paraba de seguirla por todas partes y de llorisquear, lo que le hizo comprender que le intentaba comunicar que algo malo estaba sucediendo con Sadie.

Por eso, la mujer no dudó en llamar al centro escolar y pedirle a la profesora que le hiciera una prueba a la niña y comprobara sus niveles de azúcar. Así lo hizo la docente y certificó que todo estaba correcto. Sin embargo, a pesar de esos resultados, la progenitora sabía que su mascota intuía algo y por eso le solicitó a la maestra que vigilara especialmente a su hija durante la mañana.

Precisamente esa petición fue lo que permitió que se detectara a tiempo, tan sólo media hora después, que a la pequeña le había bajado el azúcar de 122 a 82, lo que permitió actuar de manera rápida para evitar que la vida de esa corriera peligro y pudiera llegar incluso a entrar en coma.

La actuación de Hero

Los padres y dueños de este perro labrador están encantados y agradecidos por la labor que realiza a diario el mismo y especialmente por la que llevó a cabo esa pasada jornada, pues gracias a su advertencia se pudo conseguir que la pequeña pudiera ser vigilada y afortunadamente se encuentre bien, a pesar incluso de la gran bajada de azúcar que experimentó.

Pero no sólo están agradecidos sino también realmente sorprendidos. Y es que está claro que Hero tiene un don especial. ¿Por qué? Porque, según se ha dado a conocer en distintos medios de comunicación por parte de expertos, los animales que cuidan a diabéticos pueden detectar las variaciones relacionadas con su enfermedad hasta a una distancia de tres kilómetros pero no de ocho como ha sido el caso.

Sea como sea, lo que está claro es que este perro no sólo es una mascota para Sadie y un fiel compañero de juegos sino su mejor ángel de la guarda, pues gracias a él hoy sigue creciendo feliz junto a sus seres queridos.

Foto: Cortesía de OkDiario

Con información de OkDiario

Además

– Siete diferencias entre los amantes de perros y los dueños de perros