¿Tengo un perro hiperactivo? Te explicamos cómo descubrirlo

Foto: mascotas

(Caracas, 09 de abril. Noticias24).- Si usted sospecha que tiene un perro hiperactivo en casa, en este artículo le mostraremos los principales síntomas y le brindaremos algunas recomendaciones para que pueda controlar esta condición que generalmente impide que exista una buena convivencia del perro en el hogar o con otras personas y canes.

El perro hiperactivo se caracteriza primordialmente por las dificultades que tiene para aprender, por la falta de control sobre sus esfínteres, por tener sueño ligero y tener también un apetito compulsivo. Estos canes suelen parecer fuera de control y actuar bajo impulsos repentinos. Es importante aclarar que la hiperactividad es diferente a la desobediencia.

Tenemos que saber principalmente que la hiperactividad es una enfermedad también conocida como déficit de atención o hiperkinesis, los perros mayores de dos años se comienzan a comportar de una manera más calmada y centrada, mientras que los cachorros suelen ser hiperactivos por naturaleza, si su perro ya no es un cachorro y sigue siendo un perro hiperactivo es importante que lo lleve al veterinario para que le brinde una orientación o tratamiento.

Algunas razas de perros tienden a ser más energéticas que otras, como lo son: los beagles, dálmatas, border, cockers, collies, jack russells, bóxers y los retrievers.

Síntomas comunes de un perro hiperactivo:

Destroza objetos que se encuentran a su paso o se los come sin importar de qué tipo sean (comestibles o no comestibles)
Carece de concentración aunque parezca estar atento.

Suele reaccionar de manera exagerada ante ruidos muy leves y en cualquier momento, incluso mientras duerme.

Por más dedicación que sus padres humanos le brinden a su educación, él no retiene información sobre lo que se le enseña. Como se dijo anteriormente, un perro hiperactivo no controla esfínteres, hará sus necesidades fisiológicas en cualquier momento y en cualquier lugar.

Cuando convive con otros perros suele jugar pesado, sobrepasa los límites y muerde sin medir su fuerza.

Un etólogo clínico es el especialista adecuado para tratar a un perro hiperactivo, éste tiene el objetivo de modificar la conducta del perro, al que generalmente se le suele suministrar algún medicamento que se encarga de calmarlo controlando su excitabilidad, en otras ocasiones el perro debe ser sometido a una psicoterapia, si la hiperactividad no se controla a tiempo podría ser un problema bastante grave y difícil de tratar con los años.

Con información de notasdemascotas