10 tips para mejorar la calidad de vida de tu perro si se queda solo todo el día

Foto: Getty Images

(Caracas, 18 de junio. Noticias24).- Si sufres cuando tu perro se queda solo en casa porque él sufre y porque tú sufres cuando vuelves y ves todo destruido, tranquilo, estos consejos te van a servir.

1. No te sientas culpable

Sí, sabemos que es difícil dejar a tu perro, pero siempre y cuando tomes las medidas necesarias para que esté cómodo y seguro cuando te vas, él se adaptará y estará bien.

Si definitivamente sientes que tu perro se está volviendo loco cada vez que te vas de casa, aunque sea por cinco minutos, puede ser que se trate de un problema de ansiedad por separación

2. Sácale “jugo” a los fines de semana

Seguramente los fines de semana quieres quedarte en pijama viendo películas en casa y, aunque tu perro disfrutará de tenerte ahí, no olvides la diversión fuera de casa. Salgan a pasear, aprovecha para llevarlo a un parque o vayan a un restaurante pet friendly para que no tengan que separarse.

3. Consigue lo necesario para que tu perro no se aburra

No importa si tu perro se queda solo en casa mucho o poco tiempo, es importante que tomes en cuenta que, para que todo salga bien y no encuentres un desastre cuando vuelvas a tu hogar, debes hacer ciertos arreglos y dejarle algunas cosas básicas como estas para que se quede tranquilo y entretenido.

4. Trata de que el cambio sea gradual

Si sabes que tu estilo de vida cambiará pronto, trata de ir dejando a tu perro solo cada vez más tiempo poco a poco. Si haces el cambio de golpe el proceso será más difícil para él.

5. No olvides el poder curativo de los apapachos

No olvides consentir a tu querido perro. Una buena sesión de apapachos no sólo es benéfica para él, sino para ti también. Incluso, puedes pensar en darle un masajito para que se relaje.

6. Aprovecha el tiempo que tengas con él

Ya sabemos que volverás a casa rendido después de un día de arduo trabajo, pero estos momentos no sólo harán a tu perro sentirse bien sino que también te ayudarán a ti, pues te reirás y te ayudará a dejar atrás el estrés.

7. Pide ayuda

Si definitivamente no logras sacar a pasear a tu perro, pide ayuda. Ya sea que contrates a un paseador o le pidas a tu pareja, a un amigo o a un vecino de confianza que lo haga por ti. También puedes considerar que tu perro vaya a una guardería en el día o que se quede en casa de alguien que lo cuide por ti durante el día.

8. No olvides los paseos

El paseo es una actividad importantísima para tu perro (y, aunque no lo creas, también para ti), así que no lo dejes a un lado. Trata de despertarte un poco más temprano o, aunque te estés muriendo de cansancio, salgan a pasear un rato cuando vuelvas. En serio, te hará mucho bien salir un ratito y despejar tu mente del trabajo.

9. Limita las áreas en las que se queda tu perro

Para evitar accidentes y también corajes porque tu perro mordió el sillón que te heredó tu abuelita y que era el tesoro de la familia, mejor utiliza divisores o una cerca para que no tenga acceso a toda la casa.

10. Revisa bien tu casa para evitar accidentes

Es importante que antes de dejar a tu perro solo revises bien que no tenga acceso a cables, objetos peligrosos o cualquiera de estas cosas que normalmente se tragan los perros por accidente.