¡Atención amos! Estos son los 11 alimentos que podrían matar a tu perro

Foto: Cortesía de AnimalesMascotas

(Caracas, 10 de julio. Noticias24).- Si adoptas a una mascota es muy importante que sepas que le puedes dar de comer y que no. Hay muchas personas que tienen perros en casa y no saben cuál es su dieta ideal.

Tradicionalmente, el perro era el que se comía los restos de las comida que sobraban en las casa, por lo cual ha surgido la idea de que estos puede comer cualquier tipo de alimentos sin sufrir consecuencias, algo totalmente falso.

Los estudios han descubierto alimentos que pueden acabar con la vida de los perros e incluso los siguen descubriendo. Hay que tener conciencia de lo que se les da de comer a nuestras mascotas y vigilar las dosis que se les proporcionan, en caso de dudas consultar al veterinario.

Mientras que algunos alimentos de los que te vamos a mostrar pueden ser peligrosos, solo en el caso de que abuses de ellos otros pueden acabar casi al instante con tu mascota.

El Chocolate

Uno de los peores alimentos para nuestras queridas mascotas es el chocolate. Es una comida que contiene teobromina, una metilxantina que tardan mucho tiempo en metabolizar. El chocolate puede causar nerviosismo o diarrea en bajas dosis, vómitos, dolores abdominales, temblores musculares y arritmias.

Uvas y pasas

Estos alimentos pueden producir efectos semejantes a los del envenenamiento y ocasionar fallo renal crítico tres o cuatro días después de ingerirlo.

Ajo

En cantidades muy altas puede ser dañino, ya que el tiosulfato que aparece en este producto daña los glóbulos rojos de la sangre, y pueden pasar varios días hasta que el efecto se deje notar en la orina, aunque antes pueden haberse mostrado cansados y letárgicos.

Cebolla

Los efectos de la cebolla son similares al del ajo, provocan debilidad y cansancio. En algunos casos es necesaria una transfusión de sangre.

Masa de levadura

Puede ser letal para las mascota, ya que en el caso de ser ingerida fermentará en el estómago del animal liberando toxinas e hinchándose, lo que puede provocar gases, una hinchazón dolorosa, ruptura de los intestinos y el estómago.

Huesos que han sobrado de la comida

Entre las consecuencias negativas de darle los huesos que han sobrado a nuestros perros esta la rotura de dientes, las lesiones bucales, el atragantamiento al quedarse atascados en el estómago o la tráquea, bloqueo estomacal, estreñimiento, sangramiento del recto y peritonitis, una inflamación del peritoneo que puede matar al animal.

Leche y queso

Hay muchos perros intolerantes a la lactosa y en estos casos los animales carecen de las enzimas necesarias para disolver el azúcar en la sangre, lo que provoca problemas estomacales.

Aguacate

El aguacate contiene una toxina conocida como persin a la que los perros son muy sensibles, además la semilla puede ser ingerida por ellos bloqueando la tráquea. El persin puede causar malestar estomacal, dificultades de respiración o acumulación de líquidos en el pecho.

Chicles

Los chicles y otras golosinas contienen xilitol, el cual es altamente tóxico y puede conducir a fallos hepáticos en muy poco tiempo. Los primeros síntomas son mareos, letargo y pérdida de coordinación.

Nueces de Macadamia

Aunque no se conoce la verdadera causa, el consumo de estos alimentos puede llevar al animal a la muerte, incluso en muy bajas cantidades.

Paracetamol

Estos alimentos pueden causar necrosis hepática en los perros. Incluso un paracetamol infantil puede dañar a un perro de más de 10 kilos.