¡Atención amos! Esto es todo lo que debes saber sobre las pulgas en tus mascotas

Foto: Cortesía de CHipInPet

(Caracas, 20 de julio.Noticias24) – Las pulgas de los perros tienen la capacidad de saltar más lejos que las pulgas que se hospedan en el pelaje de los gatos, según descubrieron investigadores franceses.

Los científicos hicieron mediciones precisas de la longitud de los saltos de las pulgas, como si se tratara de una competencia deportiva. Las pulgas gatunas llegaron hasta los 48 centímetros, las perrunas hasta 50 centímetros, es decir, exactamente medio metro.

También batieron el récord de altura, con 25 centímetros. Con esa capacidad de salto pueden caer con facilidad sobre un animal que les pase cerca cuando se encuentran sin alimento en el suelo. ¡O incluso te pueden atacar a ti, saltando hasta tu pierna!

Todo lo que necesita saber de la pulga

Este pequeño insecto no mide más que entre 1 y 1,25 milímetros. No tiene alas. Pero sus patas traseras tienen una capacidad elástica que les permite dar saltos de entre 30 y 50 centímetros de longitud y entre 9 y 25 centímetros de altura, lo que llega a equivaler unas 200 veces la medida de su propio cuerpo.

Si ello se aplicase proporcionalmente a los seres humanos, podríamos saltar hasta la punta de la torre de una iglesia. Las pulgas se alimentan de la sangre de los animales en los que se hospedan, como perros y gatos. También pueden transmitir enfermedades mediante sus picaduras. Son en general de color oscuro, similar al marrón rojizo. Existen unas 1.900 especies distintas de pulgas y no es igual una pulga de un gato que la de un perro. Su cuerpo es bastante duro, con lo que puede resistir a las rascadas de las patas de los animales que los albergan.

¿Has visto cómo se rascan los perros con la pata?

¿Has visto cómo se rascan los perros con la pata? Cuando lo hacen, suele ser por la picadura de pulgas escondidas entre su pelaje. Estos animalitos apenas llegan a medir unos milímetros, pero sus picaduras son más molestas que las de los mosquitos.

“Las pulgas se alimentan de sangre”, dice el experto Julian Heiermann. “Hay miles de especies distintas, pero no suelen atacar al ser humano más que por haber perdido su hábitat habitual, entre el pelaje de perros, gatos o ratas, o bien entre las plumas de las gallinas o las espinas de un puercoespín”.

También pueden vivir en el nido de las aves o en la canasta en la que duerme el perro o el gato. Si por algún motivo se ausenta por un tiempo el animal, pueden desesperarse de hambre y ahí sí atacarán al primer ser vivo que les pase cerca.

Casi todos los perros y gatos suelen traer alguna pulga a casa, por lo que conviene aplicarles algún pulguicida que se puede comprar en las veterinarias. Pero conviene desinfectar también sus mantas o las canastas en las que duermen. También puede haber
pulgas al acecho en alfombras y sofás. Sobre todo las hembras necesitan alimentarse de sangre para poder poner sus huevos.

Las pulgas, al igual que otros insectos, pasan por diversas fases evolutivas a lo largo de su vida. De los huevos salen larvas. “Éstas no se alimentan de sangre, sino de restos de plantas y de la piel de los animales que los hospedan”, explica Heiermann. La larva se convierte en una pupa y de ésta sale finalmente la pulga adulta.

Las pulgas no tienen casi enemigos naturales. “Son demasiado pequeñas como para que les sirvan de alimento a arañas o aves”, dice Julian Heiermann. Solo los icneumónidos, una especie de avispas, depositan sus huevos entre los de los huevos o las larvas de pulgas. Cuando salen las larvas de icneumónidos, se alimentan de las de las pulgas.