Así podrás identificar y prevenir el estrés en las mascotas

Foto: imagen tomada de lostiempos.com

(Caracas, 21 de julio. Noticias24).Las complicaciones que causa el estrés en los compañeros de cuatro patas, principalmente en los perros y gatos les ocasiona algunos problemas en la conducta, en el peso, y les proporciona enfermedades cardíacas y digestivas.

Lea también​:​Consejos para mejorar la calidad de vida de tu perro al quedarse solo

La médico veterinaria de SuperPet, Lilian Ticona, comparten datos para identificar signos y situaciones que producen estrés en las mascotas.

1. Signos físicos. Se los puede identificar con la observación, cuando las mascotas demuestran tensión es un estado de alerta.

2. Cambios de conducta. Se presenta la hiperactividad, agresividad y conductas compulsivas.

3. Problemas digestivos. Heces blandas y vómitos.

4. Problemas de concentración. Las mascotas empiezan a sufrir un nerviosismo generalizado que les hace tener dificultad para prestar atención y seguir órdenes.

5. Desequilibrio hídrico. Hacen sus necesidades en lugares no habituales sin poder contenerse.

Las causas del estrés son muchas, desde los cambios que sufre la mascota en su habitad hasta las actividades nuevas o que se dejaron de hacer.Ticona agrupa en cuatro tipos los factores que causan estrés:

Factores ambientales: Como ser las insolaciones, cuando están expuestas a altas temperaturas, hipotermias o las mascotas están en espacios no proporcionales entre su tamaño y su hábitat.

Factores nutricionales: Ausencia o inapetencia de sólidos y líquidos por un determinado tiempo, obesidad pues causa dolores articulares, movimientos restringidos, entre otros.

Factores propios de la raza: Aquellas mascotas en las que su genética dicta un gasto de energía diario y no lo cumplen, como los bóxer, golden retriever, cockers, etc.

Factores emocionales: El más claro ejemplo es la separación que sufren de sus seres queridos, aun cuando están acostumbrados a pasar la mayor parte del tiempo juntos.

Para solucionarlo se debe reconocer el factor de estrés que sufre la mascota y eliminar o reducir el mismo.

Con información de lostiempos.com