¿Quieres un perro educado? Aquí algunos consejos infalibles

Foto: Deamstime

(Caracas, 25 de septiembre. Noticias24).- Comience entrenando a su cachorro desde pequeño. Ciertamente a los perros de mayor edad se les pueden enseñar ciertas cosas pero es mucho más fácil y rápido para ellos aprender de pequeños.

Cuando se trata de criar y entrenar a un perro, es mejor prevenir los problemas que pueden presentarse más tarde.

Siempre que sea posible entrene a su perro de una manera gentil y con humanidad. Debe hacerlo con métodos positivos y motivadores para que la formación sea agradable para todas las partes involucradas en el proceso. También debe llevar a cabo las sesiones de obediencia de una manera entusiasta para que el cachorro se desenvuelva correctamente. Si el entrenamiento de su perro se vuelve un poco pesado, trate de incluir juegos como “Ir a buscar la pelota, o “Esconder y buscar” entre otros.

Evite dar órdenes a su perro que sabe que no puede hacer cumplir. Cada vez que da una orden y no se cumple, su perro está aprendiendo que algunos comandos son opcionales y no obligatorios.

Una orden debe tener una sola respuesta, por eso es mejor que de a su perro solo un comando a la vez, máximo dos y luego gentilmente oblíguelo a cumplirlo. Repetir los comandos muchas veces no es la manera más eficaz de dar órdenes.

Cuando le esté dando una órden evite usar un tono de voz alto. Su voz debería ser tranquila y con autoridad sin ser fuerte o dura.

Foto: AP/Julio Cortez

Muchos dueños se quejan de que sus perros son tercos y que se niegan a escuchar. Sin embargo, antes de culpar al cachorro por no responder a la orden, se debe determinar varias cosas. La primera de ellas es saber si el perro sabe qué es lo que quiere el dueño. Lo segundo sería saber si sabe cómo cumplir la orden y por último saber si la causa de que no responda es porque tiene miedo, estrés o confusión.

Siempre que sea posible, utilice el nombre de su perro de manera positiva y no lo utilice simultáneamente para dar advertencias o castigarlo. Su perro debería confiar en que cuando escuche su nombre o usted lo llame, sea para cosas buenas. El nombre siempre debería ser algo a lo que él responda de manera entusiasta y sin temor.

Frecuentemente los dueños refuerzan, sin querer, la mala conducta de sus cachorros. Esto sucede porque les dan demasiada atención cuando se comportan mal. Si su perro recibe demasiada atención cuando salta sobre usted, ese comportamiento está siendo reforzado y por lo tanto, probable que se repita.

Mantenga su ira en la raya. Nunca entrene a su perro cuando se sienta de mal humor o impaciente. El respeto de su mascota nunca se logra gritándole, golpeándole o tratándole de una manera dura. Por otra parte estudios han demostrado que el miedo y el estrés inhiben el proceso de aprendizaje en los perros.

Con información de inch.com