10 cosas que seguramente no sabías de los Koalas

Foto: Cortesía Ecosfera

(Caracas, 10 de noviembre. Noticias24).- Los Koalas a parte de ser un animal muy tiempo también cuenta con otras cualidades que muchas personas no conocen. Lo único que sabemos de ellos es que viven en Australia, comen hojas de Eucalipto y viven trepados en los arboles, pues hoy te vamos a mostrar que otras características posee este tierno animal.

Lea también: Tortuga con un caparazón, dos cabezas y seis patas impactó en Cuba (+fotos) 

1- Aunque son comúnmente llamados “osos” koala, los koalas son marsupiales y no tienen nada que ver con los osos, excepto que son muy lindos.

2- Se cree que la palabra “koala” viene de la palabra aborigen que significa “sin bebida”. Y aunque los koalas sí toman agua en ocasiones, la mayor parte de sus requerimientos de hidratación son satisfechos por la humedad que obtienen de comer hojas de eucalipto.

3- Comen alrededor de 1.2 kg de hojas de eucalipto al día; tantas, de hecho, que absorben el aceite aromático y acaban oliendo a fragancia de eucalipto.

4- Un koala recién nacido es del tamaño de un frijol. Las crías nacen ciegas, sin orejas y sin pelaje.

5- Después del parto, la mamá koala cargará al frijolito en su marsupia por alrededor de seis meses; después de que emerge, el recién nacido se cuelga de la espalda o la panza de su mamá hasta que tiene un año.

6- Abrazados a los árboles, los koalas duermen alrededor de dieciocho horas al día.

7- Los Koalas pueden parecer suaves y esponjados pero al tacto no lo son realmente. Tienen un grueso pelaje de lana que los protege tanto del calor como del frío y también sirve como impermeable. De hecho, su pelaje es el más grueso de los marsupiales.

8- En condiciones salvajes ideales, los koalas machos viven alrededor de diez años; las mujeres pueden vivir algunos años más.

9- Alguna vez hubo millones de koalas, pero la popularidad de su pelaje resistente resultó en una caza masiva de ellos en la década de 1920 y 1930, llevando a un gran declive de sus números.

Foto: Cortesía Ecosfera

Foto: Cortesía Ecosfera

Foto: Cortesía Ecosfera

Con información de ecoosfera.com