¡Desgarrador! Un perro desnutrido se comió una de sus patas para alimentarse

Foto: Infobae

(Caracas, 04 de noviembre – Noticias24).- Un perro gran danés que estaba en estado grave de descuido, con un alto nivel de desnutrición, tuvo que devorar una se sus propias patas para alimentarse.

Lea también: ¡Impresionante! El perro más alto de Gran Bretaña mide más de dos metros al levantarse en dos patas

La policía de Carolina del Norte y personal de Protección Animal de EEUU asistieron a un domicilio en la calle Edgewood Drive, en donde encontraron a varios perros viviendo en las inmediaciones del lugar, donde a pesar de que dos de los canes se encontraban relativamente bien, a los oficiales les llamó la atención un gran danés de 6 años que tenía un cable eléctrico amarrado en una sus patas.

Un policía escribió en su reporte “Cuando me acerqué a la cerca, pude ver a un gran danés negro muy flaco con una herida en la pierna derecha posterior. Conforme me fui acercando más pude notar que más de la mitad de su pierna ya no estaba”

Al parecer lo que generó que Luke (el danés de 6 años) se comiera su pata, fue la imposibilidad de quitarse el cable que traía consigo y la furia del hambre obligaron al animal a cercenarse una de sus propias extremidades. Luego de que rescataran a Luke se logró determinar que llevaba casi dos semanas sin comer.

Los médicos veterinarios indicaron que si no se hubiera atendido en ese momento propiamente Luke habría muerto de hambre o por una infección provocada por las mordidas autoinfligidas.

Por los momentos este dulce amigo sigue siendo atendido y aunque es un poco temeroso es muy amigable. “Se encuentra en un estado tan crítico que sólo pesa 31 kilos, cuando su peso debería estar cerca de los 63 kg. Tampoco tenemos ninguna pista sobre cómo es su personalidad porque aún está muy enfermo. Sin embargo, hasta ahora, él ha sido muy dulce con nosotros”, informó la organización.

En cuanto a los responsables de Luke, una pareja de 32 y 38 años, ambos explicaron que lo habían amarrado como castigo por intentar saltar una valla.

Jessica James y Skylar Craft se contradijeron en sus declaraciones cuando los policías les preguntaron cuánto tiempo estuvo el perro amarrado y desde cuando habían notado que estaba lesionado.

Su justificación fue que no lo habían atendido porque no tenían dinero para pagar un hospital veterinario.

La policía detalló en su informe que en ningún momento observaron algún cuenco de agua o comida cerca de Luke, cuando lo encontraron en condiciones tan críticas.

Con información de INFOBAE

Foto: Infobae

Foto: Infobae