X

Mascotas

Hidrocefalia en tu perro, causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Foto: Notas de Mascotas

(Caracas, 10 de diciembre. Noticias24).- La hidrocefalia en los perros es una dilatación o expansión anormal del sistema ventricular debido a un aumento en el volumen de líquido cefalorraquídeo. También conocida por muchos como “agua en el cerebro”.

Lea también : ¡Horror! Mira la extraña criatura que pescaron en Nueva Zelanda (+fotos) 

La enfermedad suele presentarse principalmente en las razas miniaturas y de pequeño tamaño que poseen la cabeza en forma de cúpula, como lo son: el bichón maltés, pomerania, pug, yorkshire terrier, shih tzu, bulldog inglés, pekinés y en especial, el chihuahua.

Hay dos tipos de hidrocefalia – obstructiva y compensatoria. Tanto la hidrocefalia obstructiva como la compensatoria, pueden ser congénitas (presentes al nacer) o adquiridas.

Causas de la hidrocefalia en perros

La hidrocefalia en perros puede ser congénita, y en este caso es conocida como hidrocefalia primaria, pudiendo llegar a manifestarse entre las primeras semanas o incluso al primer año de edad.

Por otra parte, puede ser una enfermedad adquirida a lo largo de la vida, como el resultado de:

– La deficiencia de vitamina A puede causar hidrocefalia en perros
– Una hemorragia cerebral
– Enfermedades inflamatorias intracraneales
– Traumatismo craneal
– Virus de la parainfluenza
– Deficiencia de vitamina A
– Hemorragia cerebral en el recién nacido después del parto difícil
– Tumores cerebrales
– Exposición a ciertas bacterias o virus
– Exposición a ciertos medicamentos y toxinas químicas

Síntomas de la hidrocefalia en perros

Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, pueden manifestarse diversos síntomas o incluso ninguno. Entre los mas comunes encontramos:

– Somnolencia y letargo
– Ladridos excesivos
– Convulsiones
– El animal parece estar desorientados o confundido
– Crecimiento anormal de la cabeza debido a la inflamación
– Ojos bizcos
– Hiperexcitabilidad
– Mirada hacia abajo
– Ceguera
– Problemas respiratorios
– Alteraciones al caminar

Los gravedad de los síntomas no es proporcional al incremento del tamaño de la cabeza del animal de compañía o a la cantidad de LCR acumulado, puesto que existen perros que tienen un alto grado de LCR acumulado, pero no manifiestan ningún síntoma, y perros que poseen un bajo grado de LCR acumulado que manifiestan síntomas severos.


Diagnóstico de la hidrocefalia en perros

Las sospechas del padecimiento de la enfermedad aparecen generalmente debido a la apariencia del animal, o a la manifestación de algunos de los síntomas mencionados anteriormente.

Los veterinarios en primera instancia realizan un examen físico y neurológico bastante detallado, además de pruebas de sangre y de orina, con la finalidad de descartar o confirmar la presencia de alguna otra enfermedad como cáncer, traumas, o infecciones.

Posteriormente, para poder dictaminar con seguridad que el animal de compañía presenta hidrocefalia, se deben acudir a tomografías, resonancias magnéticas, electroencefalogramas, o incluso a la extracción de una muestra del LCR.


Tratamiento para perros con hidrocefalia

La finalidad del tratamiento contra la hidrocefalia, es disminuir la cantidad de LCR que se está produciendo, aumentar la cantidad de líquido absorbido o desviar el exceso hacia otra parte por medio de cirugía, para así aliviar la presión ejercida sobre los nervios, tejidos cerebrales y vasos sanguíneos. El tratamiento dependerá de los síntomas, del tamaño del perro, de su condición física y de la causa de la enfermedad, es decir, si ésta es congénita o adquirida.

Un perro que no ha manifestado síntomas puede llegar a ser tratado con terapia, con cannabidiol (CBD), y con antioxidantes intravenosos (IV).

Con información de Notas de Mascotas