X

Mascotas

Extraña especie de serpiente que fue hallada en el estomago de otra ya tiene nombre

Foto: Europa Press          

(Caracas, 22 de enero – Europa Press).- Herpetólogos de la Universidad de Texas en Arlington han descrito una especie de serpiente previamente desconocida que fue descubierta dentro del estómago de otra serpiente hace más de cuatro décadas.

Lea también: ¿La leona se tragó a su cachorro? Esta ilusión óptica genera controversia

La nueva serpiente ha sido nombrada Cenaspis aenigma, que se traduce del latín como «serpiente de la misteriosa cena». Se describe en un artículo reciente en el Journal of Herpetology por Jonathan Campbell, Eric Smith y Alexander Hall.

El trabajo de los investigadores identifica a Cenaspis no solo como una nueva especie sino también como un género completamente nuevo.

El espécimen fue encontrado en el estómago de una serpiente de coral centroamericana, una especie que se sabe que come serpientes más pequeñas, por recolectoras de palmeras en el estado de Chiapas, sur de México, en 1976. El espécimen de 25 centímetros de largo se conservó en una colección de museo. Sorprendentemente, nunca se ha encontrado un espécimen vivo en los siguientes 42 años.

«Esta pequeña serpiente se obtuvo hace más de 40 años, y el informe de su descubrimiento ha tardado mucho en llegar», escribieron los co-autores en el artículo del Journal of Herpetology. «Fuimos optimistas de que podrían obtenerse especímenes adicionales, pero después de al menos una docena de viajes más a la región que abarcan varias décadas, no hemos sido recompensados».

Cenaspis tiene varias características únicas que desafían ubicarla en cualquier género conocido y la distingue claramente de todos los géneros conocidos. Estas incluyen escalas subcaudales no divididas, o placas agrandadas en la parte inferior de su cola; la falta de espinas y la presencia de estructuras en forma de copa llamadas cálices en sus hemipenes, u órganos reproductivos masculinos pareados encontrados en serpientes y lagartos; y la forma de su cráneo.

Las dos primeras características no se encuentran en ninguna otra serpiente conocida en la familia Colubridae en el hemisferio occidental. Colubridae es la familia de serpientes más grande e incluye un poco más del 51 por ciento de todas las especies de serpientes vivas conocidas.

Los investigadores realizaron tomografías computarizadas de docenas de especímenes de serpientes. Los biólogos creen que debido a algunas de las características físicas del espécimen, Cenaspis es probablemente una serpiente excavadora que se alimenta de insectos y arañas. Campbell cree que Cenaspis no se ha extinguido, pero se ha escapado de la captura debido a su estilo de vida de madriguera y otros hábitos esquivos