X

Mascotas

¿Su perro no quiere comer? Aquí le damos unas recomendaciones

Foto: Archivo

(Caracas, 29 de abril. Noticias24).- Casi todos los perros tienen un apetito bastante voraz siempre dispuesto a comer de todo, pero en ciertas ocasiones simplemente se aburren de probar siempre lo mismo y llega un punto en el que se niegan a comer.

Lea también: ¡Divertido! Este gato es el más educado. Vea cómo toca la puerta para entrar (+video)

Si te preocupa que tu perro no quiere comer puede ser que la razón sea porque le esta dando un comida poco inapropiada o se encuentra enfermo.

Los perros tienen un buen apetito por naturaleza, por eso resulta inquietante la ausencia de este.

Es importante que acudas a un veterinario si tu perro no quiere comer, para que le realice un chequeo y pueda descartar algún problema grave de salud.

Lo que le podría causar la falta de apetito a tu can o el hecho que no quiera comer es conocido como anorexia.

Posibles causas por las que su perro no quiere comer

Su perro puede dejar de comer por diferentes causas, a continuación mencionaremos algunas:

– Los caninos pueden dejar de comer porque ya no le gusta el alimento que se le está brindando, una posible solución para este problema puede ser probar con la dieta BARF.

– La edad avanzada es otro factor importante, algunos perros pierden el potencial de sus sentidos como el olfato o el gusto.

– El calor también puede reducir el apetito de tu mascota.

– El hecho de que su perro no quiere comer también puede estar ligado a graves enfermedades como el cáncer, dolor, problemas dentales, insuficiencia renal, alguna infección o problemas del hígado.

– En algunas ocasiones las vacunas tienen ciertas contraindicaciones, una de estas es la falta de apetito, si su perro ha sido vacunado recientemente este puede ser un efecto secundario.

– Su perro pudo haber ingerido algún objeto o alimento que se encuentra obstruyendo su estómago o intestinos, por eso es importante que el veterinario le realice un chequeo íntegro.

– Otro motivo por el que su perro ha perdido el apetito podría ser un daño neuronal que está afectando el área encargada de producir la necesidad de comer.

– Si su perro se encuentra bajo algún tratamiento que implica el consumo de medicamentos, puede consultar con su veterinario qué tipo de efectos puede llegar a tener en su perro, algunos de ellos hacen que el apetito desaparezca.

– Es probable que el perro no quiera comer si se encuentra en un entorno desconocido debido a un viaje o una mudanza, algunos perros se sienten incómodos o estresados ante este tipo de situaciones y cambios de ambiente.

– La depresión canina al igual que sucede en los seres humanos, causa un descontrol total de nuestra vida, siendo la alimentación uno de los aspectos afectados y por esto el perro puede dejar de comer.

Principales situaciones en las que debe preocuparse si su perro no quiere comer

– Su perro fue sometido a alguna intervención quirúrgica.
– Ha perdido más del 10% de su peso habitual.
– Además de la falta de apetito, tiene nauseas y diarrea.
– Tiene fiebre.
– Si su perro está siendo tratado con antibióticos debido a alguna enfermedad grave.
– Tumores y problemas renales.

Recomendaciones para mejorar el apetito de su perro

– Cambie su dieta, ofrézcale un alimento más apetitoso.
– Limpie su nariz, así podrá percibir el aroma de los alimentos de una manera mucho más sencilla e incentivarse a comerlos.
– Con la recomendación de su veterinario, puede brindarle algún tipo de suplemento para aumentar el apetito.
– Arrime el alimento a su hocico directamente con la mano.
– Alterne el tipo de alimento, enlatado y seco.
– En algunos casos estar al lado de su mascota hará que se sienta más a gusto y por lo tanto coma su alimento con mayor facilidad.
– Considere la idea de proporcionarle una dieta a base de alimentos caseros, pida orientación por parte del veterinario, recuerde que los perros no pueden comer cualquier tipo de cosas.
– El yogur natural, es decir sin aditivos, ni colorantes artificiales, puede ayudar a que el perro tenga ganas de comer.
– Recorte la cantidad de recompensas ofrecidas a su can.
– Lleva a pasear a tu perro antes de la hora de comer.
– Establezca un horario fijo para alimentarlo diariamente.
– Cambie los recipientes de alimentación, tal vez los que tiene ahora no son los adecuados para su tamaño o no le brindan la comodidad que necesita.

Con información de Notasdemascotas