X

Mascotas

Todo lo que usted debe saber sobre la epilepsia en perros

Foto: Arhivo

(Caracas, 09 de mayo. Noticias24).- Al igual que sucede con los humanos, los perros también pueden padecer ataques epilépticos, de mayor o menor intensidad y gravedad.

Lea también : Conmovedor! Esta mona acuna y besa a su bebé muerto mientras se niega a dejarlo (+fotos)  

La epilepsia es un trastorno cerebral que causa repentinos ataques físicos en los perros, con o sin pérdida de conocimiento.

Es importante conocer bien la epilepsia en perros, para poder detectarla en caso de que nuestro perro muestre sus síntomas.

En realidad no se trata de ningún virus ni ninguna enfermedad que se contagie, es una enfermedad genética hereditaria que puede afectar a muchos seres vivos en el mundo, entre ellos los perros y los humanos.

Se da principalmente en perros de razas grandes, aunque en la actualidad se ven cada vez más casos en perros de razas medianas y pequeñas, por lo que cualquier raza está propensa a sufrir de epilepsia.

Sin embargo estos perros pueden vivir una vida totalmente normal, siempre y cuando sus dueños esten pendientes de su tratamiento.

La epilepsia en perros no se trata de ningún virus ni ninguna enfermedad que se contagie, es una enfermedad genética hereditaria. Los primeros de estos ataques pueden presentarse desde edad temprana (cachorro) hasta los seis años de edad, y su duración media puede ser de uno a dos minutos. Sin embargo, en casos graves estos ataques pueden prolongarse hasta 30 minutos.

Síntomas de la epilepsia en perros

Es recomendable e importante observar a tu perro antes, durante y después de padecer un ataque epiléptico, así podremos conocer los síntomas correspondientes de esta enfermedad y saber en que momento se va a presentar este ataque.

– Antes de un ataque epiléptico tu perro se verá nervioso y algo desorientado. También puede presentar saliva en exceso, vomitar espuma blanca, tener pequeños temblores y mostrarse algo confundido.

-Durante un ataque epiléptico tu perro caerá al suelo y su cuerpo comenzara a convulsionar. En la mayoría de ocasiones los perros pierden el conocimiento totalmente e incluso hacen sus necesidades involuntariamente.

– Tu perro estará totalmente confundido y agotado después de un ataque epiléptico, en ocasiones puede ver borroso o perder la vista totalmente por unos minutos y correr como si estuviese asustado y desorientado.

Tratamiento para la epilepsia en perros

– La epilepsia en perros no se puede prevenir. Es importante decir que aunque tengamos en tratamiento a nuestro perro, esta enfermedad no va a desaparecer ni se va a curar del todo. Sin embargo, hay tratamientos de alta calidad que pueden ayudar a reducir los ataques epilépticos en perros.

– El tratamiento de la epilepsia en perros se trata de una medicación que disminuye las pequeñas descargas en el cerebro, y así mismo disminuye los ataques epilépticos. Son medicamentos anticonvulsionantes recetados por un veterinario al igual que su dosis. La cantidad de medicamentos dependerá de la intensidad de los ataques y del peso de cada perro.

– En ocasiones la medicación puede tardar varios meses, por lo que se debe tener paciencia. La medicación funciona siempre y cuando se sigan las indicaciones de un veterinario.

Recomendaciones para la epilepsia en perros

Cuando tu perro comience a mostrar síntomas de que va a sufrir un ataque epiléptico o en el caso de que esté en uno, es recomendable e importante mantener la calma totalmente para así poder ayudar al perro.

Es muy probable que el perro pierda el conocimiento durante un ataque epiléptico, por eso es debemos encontrar la forma de ponerlo sobre una zona blanda. Como por ejemplo su cama o colocarlo en algo suave que evite que tu perro pueda lastimarse en caso de que se caiga.

Es importante acompañar a nuestro perro hasta que finalicen sus convulsiones. Por ningún motivo es recomendable sacarles la lengua, ya que podría morderla. Cuando el ataque finalice probablemente tu perro se asuste y comience a correr y a chocar con las cosas, nuestro deber es calmarlo teniendo mucho cuidado debido a que el ataque puede dejarlo desorientado. Algo que es muy recomendable es ir anotando en una hoja la cantidad de veces y la duración de un ataque epiléptico, esta información puede llegar a ser muy valiosa para nuestro veterinario.

Con información de Nota de Mascotas