X

Mascotas

Polémica en el Reino Unido por la muerte de dos caballos en el Grand National

Londres, 15 abr (EFE).La muerte de dos caballos en la competición hípica Grand National, celebrada en el hipódromo de Aintree, cerca de Liverpool, ha desatado una fuerte polémica en el Reino Unido y los especialistas aseguran que pone en duda el futuro de la prueba

El año pasado otros dos caballos fueron sacrificados tras fracturase las patas en una de las pruebas hípicas más famosas y duras del mundo, en la que 40 equinos y sus jinetes deben recorrer 7.242 metros y superar 30 obstáculos.

Gavin Gnant, director de la sociedad para la prevención de la crueldad contra los animales (RSPCA), dijo que la dificultad de la carrera, aunque la hace más emocionante, es una «receta perfecta para el desastre».

Grant recordó en la BBC que los jinetes eligen participar en una competición muy arriesgada, pero que los caballos no son libres de hacerlo.

Por su parte, Cornelius Lysaght, el corresponsal hípico de la cadena pública británica, aseguró que se trata de un «día negro» para el Grand National, toda una institución en el país.

El especialista considera que «nadie en al industria debe subestimar la importancia de los sucedido» por segundo año consecutivo y que «el futuro de la prueba está en duda».

Sin embargo, el entrenador Paul Nichols, cuyo caballo Ornais murió en la edición del año pasado, dijo que el «deporte es riesgo» y que «si la gente va a seguir participando en competiciones tiene que asumir que hay un riesgo tanto para los humanos como en los animales», que recordó están entrenados para ellos.

Algunos de los 30 obstáculos de la prueba fueron modificados para la edición de este años después de que se revisaran las normas tras la muerte de dos caballos el año pasado.

A pesar de ello, la prueba de ayer, que fue seguida en director por un audiencia mundial de 600 millones, volvió a resultar fatídica por la muerte de los caballos Synchronised, el favorito, y According to Pete, que fueron sacrificados tras fracturarse las patas.

El caballo francés Neptune Collonges ganó ayer la edición 165 del Grand National, especialmente emocionante ya que se produjo el final más ajustado de la historia de la competición.