X

Mascotas

Cuidados básicos del Yorkshire Terrier

Foto:Dreamstine

Cuando hemos decidido adoptar un cachorro de Yorkshire Terrier, debemos estar preparados para la llegada de un ser especial, y lo más justo será darle todo el cariño y los cuidados que merece.

El Yorkshire necesita que lo alcen en brazos la mayor cantidad de veces posible, para que su carácter sea cariñoso, lo que le permitirá sociabilizar más fácil con otras personas.

Es importante revisar sus dientes, ya que la raza tiene predisposición a acumular sarro, lo que produce mal aliento y la pérdida de las piezas dentales.

Permítele tomar baños de sol, que además de darles un placer, lo ayuda a fijar el calcio necesario para sus huesos y dientes.

Tenga la paciencia de peinarlo a diario, si quiere mantener la belleza del pelaje que caracteriza la raza.

Previa consulta con el profesional veterinario, dele a su cachorro un alimento balanceado, en estos casos, aunque parezca mentira, es preferible darle incluso el alimento de menor calidad que comida preparada en casa.

Evite absolutamente los bocaditos, las sobras, los dulces y todo aquello que nosotros comamos. Las consecuencias habituales son la obesidad, diarreas, dieta desbalanceada y dientes careados.

Cuidados del Pelaje

Si no tienes intención de llevar a tu perro a a concursos, no lo bañes muy a menudo para evitar que su pelo y su piel se hagan demasiado secos. Cada 15 o 20 días será suficiente.

Antes de comenzar a bañarlo es preferible cepillar bien al perro. Si hay “nudos” en su piel es primordial desenredarlos bien antes del baño, de lo contrario luego serán más difíciles de quitar.

Para el baño taparemos siempre los oídos con algodón.

Bañalo con suficiente agua tibia y posteriormente masajearlo con abundante champú, masajeado con movimientos suaves, para evitar enredar el pelo.

Se seca con una toalla sin enredar el pelo con movimientos suaves, y hacia abajo.

Cepilla para separar todo el pelo y luego puedes secar con secador eléctrico con aire tibio moviéndolo constante mente para no quemarlo.

Deberá ser cepillado con un cepillo especial, para pelos largos sin bolitas en las puntas, nunca con cardina o rastrillo, pues su fin es deslanar y quitar pelo muerto. La cardina o rastrillo es recomendada para otro tipo de pelos, nunca para un yorky.

Por tonto que parezca, mantenerlo con un copete en la cabeza, para evitar que tenga los pelos dentro de los ojos, al principio tratara de quitárselo, pero con los días se acostumbrará.