X

Mascotas

Consejos que debes tener presente si deseas llevar un perro a casa

Foto: Vanessa Navas/ Noticias24

(Caracas 25 julio – Noticias24. Nota de prensa) Un perro es como un bebé que nunca crece y por ello requiere cuidados constantes. Por esta razón, queremos darte algunos consejos que debes tener en cuenta si tienes, o planeas llevar una mascota a casa.

Sin duda, el perro es el mejor amigo del hombre. Nos da compañía, alegrías y muchas veces saca lo mejor de uno mismo y nuestros hijos. Sin embrago, hay que saber que nuestra mascota no es una planta inerte. El también necesitará de nuestra compañía, cuidados y atenciones.

Al momento de decidir si queremos tener un canino en casa, debemos estar conscientes del compromiso que estamos asumiendo. Tomar las previsiones apropiadas para que no sea traumático, ni para el perro ni para quienes habitan en el hogar. Recuerda que ellos también son seres vivos y sensibles.

Aquí te presentamos algunas ideas que siempre debes tener presente

1- Al elegir la raza de nuestra mascota debemos ser bastante cuidadosos, para adaptarnos tanto a las necesidades del perro y a las nuestras. Hay razas que no pueden vivir en áreas muy pequeñas, como es el caso de los apartamentos. Todos los animales necesitan espacio para moverse y ejercitarse, de lo contrario esto terminará repercutiendo en su salud.

Por otra parte, existen algunas razas que son más amistosas y tolerantes con los niños. Así pues, sí tienes hijos debes asesorarte para conocer cuáles son las mejores opciones.

Nuestro consejo es que hagas una lista de las razas que más te gustan y de aquellas que creas que pueden funcionar para ti y tu familia. Luego realiza una investigación de sus necesidades. Es altamente recomendado que consultes con un veterinario si tienes alguna duda.

2- Un perro necesita compañía así como los seres humanos. Por ello, cuando estés considerando agregar un nuevo miembro a la familia debes ser consciente de que necesitará de tu atención y cariño. No es recomendable que pasen muchas horas solos y menos dejarlos atados. Esto los vuelve nerviosos.

También la falta de ejercicio físico les daña los huesos y los perjudica mentalmente. Así conseguirás que el perro ladre más y sin motivo sólo para llamar la atención. Recuerda que debes estar dispuesto a compartir con el una vez que llegues a casa después de tu jornada. Ellos estarán muy felices e hiperactivos, además te ayudarán a desestresarte.

3- Los perros que habitan en apartamentos necesitan obligatoriamente que los saquen a pasear. Por lo menos un mínimo de 2 veces al día, si es posible 3. Recuerda que es fundamental que hagan ejercicio. No olvides que los caninos no sólo quieren salir a hacer sus necesidades y volver. Ellos quieren oler, pasear, correr, etc. Por ende debes apartar por lo menos una hora en la tarde para sacarlo a pasear todos los días. Así colaborarás con su salud y tendrás un perro más feliz.

4- Debes vigilar la salud del perro. Aunque vivas en un piso alto, allí también esta expuesto a muchas enfermedades que lo pueden atacar. Recuerda colocarle sus vacunas y llevarlo al veterinario regularmente.

Este punto es importante, ya que una mascota implica un aumento del presupuesto familiar, así que debes estar en la posibilidad de poder costearlo. Por lo general el perro esta en los mismo ambientes que el resto de la familia, y por ello su salud termina repercutiendo en la de nosotros, así que lo mejor es prevenir.

Además debes tener extremo cuidado con los abonos y raticidas que puedan encontrarse en jardines y parques, pues el perro puede intoxicarse y es muy difícil que sobreviva.

5- Finalmente, debes asignar un espacio para tu mascota y sus cosas. De lo contrario el mismo seleccionará su sitio (muebles, cama, la ropa sucia) y después será imposible quitarle la mala costumbre. Allí debe estar su “cama”, con su envase de agua fresca y bajo la sombra. Sí duerme en el jardín, en casa de madera, esta debe ser lo suficientemente alta y estar ventilada para que permita el paso de aire.

No olvides que tener una mascota en casa puede traer mucha felicidad, pero también algunos momentos de crisis. Sí no quieres que se suban al sofá, la cama o agarren algo en particular no debes permitir que lo haga nunca. Recuerda que es mucho más difícil quitar una costumbre.