X

Mascotas

Investigadores afirman que las tortugas marinas se guían por el campo magnético terrestre

Foto: Stefan Sauer/ dpa

WASHINGTON (dpa) – Las tortugas marinas jóvenes se orientan ya desde su primer gran viaje oceánico sin contar con mapas ni guías. ¿Cómo lo hacen? Cuentan con la ayuda del campo magnético terrestre para mantener el rumbo deseado, según descubrieron investigadores estadounidenses.

Las llamadas tortugas bobas (que de bobas no tienen nada) nadan grandes distancias en sus migraciones entre el norte del Océano Atlántico y las costas del Caribe. Son miles de kilómetros, y nunca se pierden. Gracias al campo magnético de nuestro planeta saben perfectamente dónde está el norte y dónde el sur. Y también el este y el oeste.

Los investigadores hicieron el siguiente experimento: Liberaron tortugas marinas recién salidas del huevo en una piscina a oscuras (para que no se pudieran orientar por la posición del sol). Alrededor de la piscina instalaron con aparatos especiales distintos campos magnéticos.

Si activaban un campo magnético como si estuviera en el oeste del Atlántico imaginario que representaba la piscina, las tortugas nadaban en dirección noreste. Es el mismo rumbo con el que parten del Caribe hacia el Atlántico Norte. Y con un campo magnético al este del océano experimental enfilaban hacia el suroeste. Es el camino de retorno a las cálidas aguas caribeñas.

El campo magnético terrestre tiene distinta intensidad en las diversas regiones de la superficie del planeta. Eso lo pueden percibir las tortugas y de acuerdo a ello se orientan en el agua.

También las palomas mensajeras parecen orientarse por el magnetismo de la Tierra, junto con la posición del sol. Así es como pueden retornar a su lugar de origen cuando se las suelta a cientos de kilómetros de distancia.

Los seres humanos no percibimos nada de ello. Para registrar el campo magnético terrestre necesitamos observar una brújula, que no es más que un pequeño imán con forma de aguja.