X

Salud

El popular y obeso gobernador Christie, de Nueva Jersey, se somete a una cirugía para bajar de peso

Foto: Reuters / William B. Plowman / Archivo

(Nueva York, 07 de mayo – AFP).- El popular y obeso gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, se sometió a una cirugía de reducción del estómago para bajar de peso, aunque negó que esa decisión esté vinculada con sus aspiraciones presidenciales.

«Para mí, no es algo que tenga que ver con mi carrera. Es algo que tiene que ver con mi salud a largo plazo», dijo el martes Christie en una conferencia de prensa, al confirmar la operación que tuvo lugar en febrero pasado y consistió en la colocación de una banda gástrica ajustable.

«Era una oportunidad de tratar algo diferente. He sido muy afortunado en los últimos 15 años de no haber tenido ningún efecto o complicación por tener sobrepeso», explicó, al justificar la cirugía.

Christie, de 50 años, casado y padre de cuatro hijos, negó haber mantenido en secreto la operación -de la que se supo el martes a través de un periódico neoyorquino que lo entrevistó-, pero defendió su derecho a no hacerla pública antes.

Christie es visto como uno de los aspirantes republicanos a la presidencia en 2016

«Desde mi perspectiva y la de mi familia, los pasos que he tomado recientemente son por mí, por (su esposa) Mary Pat y mis hijos. Si me preguntasen sobre eso, nunca mentiría. Pero no es asunto de nadie, sólo mío», señaló Christie, una de las estrellas en ascenso del Partido Republicano.

«Mi decisión acerca de cualquier cosa que haga con mi carrera está basada en lo que pienso es mejor para mí y mi familia. Pase lo que pase, cuando tenga que tomar decisiones acerca del futuro de mi carrera, dudo que eso juegue algún rol o efecto sobre lo que decida hacer», insistió.

La banda gástrica ajustable crea un estómago nuevo y más pequeño para limitar y controlar la cantidad de alimento que ingiere el paciente, así como demorar el proceso de vaciado del estómago al intestino, con el resultado final de la pérdida de peso.

Si bien no se conoce de manera oficial el peso de Christie, los medios estadounidenses hablan de entre 135 y 160 kilos. En Estados Unidos, uno de cada tres adultos y casi uno de cada cinco niños es obeso.

En diciembre pasado, Christie había juzgado «ridículo» el planteo de que no podría ser presidente de Estados Unidos debido a su obesidad.

El republicano, electo gobernador por primera vez en 2009, se negó a participar en la carrera presidencial para las elecciones de 2012.

Sin embargo, fue uno de los oradores estrella en la convención republicana en Florida (sureste) y ya es visto como uno de los aspirantes republicanos a la presidencia en 2016.