X

Salud

Isabel Iturria sobre la AH1N1: “La vacuna no es la medida más importante de prevención”

Video: Globovisión / 28 de mayo de 2013

(Caracas, 28 de mayo. Noticias24) – La ministra para la Salud, Isabel Iturria, explicó que “el problema” que implica la influenza AH1N1 “no es el número de casos ni el número de muertes, no es el parte diario, el problema es como hacemos para llegar a la población e informar adecuadamente sobre las medidas para prevenir la influenza”.

Señaló que la enfermedad está “diseminada en todo el planeta desde el año 2009”, por lo que cuando se presentan los casos en el territorio se deben poner en práctica las medidas de prevención, entre las que destacó el lavado de manos.

Video: Globovisión, 28 de mayo de 2013

“La particularidad de la influenza es que es un virus que genera sintomatología más severa y que puede generar complicaciones, especialmente en los grupos de mayor riesgo”, aseveró.

Para Iturria algunos medios focalizan la atención en los puntos que no son los “más relevantes”, siendo los puntos de atención principal las medidas de prevención y las formas de identificar la enfermedad, según la ministra.

Aprovechó la oportunidad para indicar que el uso de tapabocas no es para que los individuos sanos que pretenden protejerse del virus, “es al revés”, dijo.

Sobre la vacuna, aseguró que “no es la medida más importante de prevención”, reiterando que la medida más importante de prevención es que las personas que presenten los síntomas se queden en casa. “La vacunación está prevista para determinados grupos en particular”, manifestó.

Aseveró que los grupos de riesgo son las personas que pertenecen al personal de salud, los que padecen de enfermedades cardiovaculares, enfermedades pulmonares severas, personas con cáncer, embarazadas en el segundo y tercer trimestre y agregando que en el país se incluyen en el programa de inmunizaciones los niños de seis a once meses.

Reiteró que la inmunización no tiene un efecto instantáneo y que “hace a las personas tener una falsa seguridad de que va a evitar la enfermedad en un 100% lo que es incorrecto y le hace a veces creer que no se tiene que proteger”, aclarando que se ha presentado información sobre las medidas de prevención de la enfermedad durante los recorridos del Gobierno de calle.

“Al tener el paciente una infección que clínicamente se identifica como posible influenza se le va a indicar el tratamiento, que es quedarse en su casa, evitar la diseminación de la infección, tomar abundantes líquidos y acetaminofén en el caso que sea necesario para bajar la fiebre y quitar el malestar”, explicó, aclarando que la vacuna y los antivirales presentan riesgos para las personas, en el caso de la vacuna narcolepsia y los medicamentos antivirales pueden hacer que se presenten trastornos neuropsiquiátricos, incluido conducta suicida.

“Los medicamentos se utilizan cuando están indicados y en el caso de la influenza el grupo que debe ser vacunado está claramente definido”, repitió.

Advirtió que “el dengue está por venir, todos los años viene y nosotros somos los responsables de difundir la información para evitar la propagación” de la enfermedad, recordando que los sitios en donde se “empoza” el agua son lugares donde se pueden presentar criaderos de mosquitos.

Sobre la situación de los hospitales en el país dijo que se presentan “dificultades” que ya están siendo abordadas.”Por supuesto que hay cosas que tenemos que hacer y que vamos a ir haciendo con mayor eficiencia”, estableció.

“Si el estado venezolano compra una enorme cantidad de medicamentos es normal que una cantidad de ellos deba a ir a destrucción”

Sobre un trabajo de investigación que se presentó en un diario de circulación nacional y que habla sobre una supuesto manejo incorrecto de los medicamentos, que llegan a Venezuela en el marco de un convenio entre el país y Cuba, al encontrarse represados y vencidos y sin ser distribuidos, de acuerdo con la nota publicada, aclaró que existe una investigación en la contraloría y una demanda judicial sobre el tema.

“Si el estado venezolano compra una enorme cantidad de medicamentos es normal que una cantidad de ellos deba a ir a destrucción”, dijo aclarando que no es “pérdida de recursos”, según su criterio.

“Quien maneja inventario de medicamentos sabe que dependiendo del tipo del medicamento entre 1, 5 o 10% del medicamento se pierde”, aseveró.

Dijo que debe existir una organización en la adquisición de los medicamentos y la destrucción de los que se necesite, agregando que los detalles del caso se analizarán a nivel judicial.