X

Salud

Lo que comes antes de la concepción podría determinar el sexo de tu bebé

(Caracas, 03 de julio. Noticias24) El sexo de un bebé tal vez no tenga mucha preponderancia en la actualidad, muy diferente era en la época del mandato del rey Enrique III, en Inglaterra, donde se pensaba que el sexo era dado por los genes maternos, lo cual hoy día se ha comprobado que es erróneo. Muchos han sido los estudios realizados para saber que factores determinan el sexo de un feto.

Fione Mathews, directora del programa de Biociencias y Comportamiento animal de la universidad de Exeter en Reino Unido, de acuerdo con algunos estudios, presume que el sexo es dado por los hábitos alimenticios previos a la concepción del bebé, esta información no ha sido corroborada por otros científicos pero se han encontrado algunas conexiones entre la dieta, estilo de vida y el género del bebé.
 
Según Mathews mundialmente nacen más niños que niñas cada día, entre 105 y 106 niños por cada 100 niñas. En un estudio con 740 mujeres, los investigadores evaluaron como había sido la alimentación de estas mujeres días antes de quedar embarazada. Resultados arrojaron que aquellas que habían consumido más calorías tenían mayores probabilidades de dar a luz a un niño.

el sexo es dado por los hábitos alimenticios previos a la concepción del bebé

Los embriones masculinos se desarrollan más rápido que los femeninos, los niños necesiten de un abasto de alimentos más rico a causa de su ritmo de desarrollo que es mayor, afirmó Mathews. Los espermatozoides que llevan el cromosoma masculino nadan más rápido y, tras la concepción, el embrión se dividirá más rápido si el embrión es masculino.

La científico comenta que las mujeres que suben de peso tienen mayores probabilidades de tener un niño varón, debido a que las calorías proporcionan señales que influyen en el sexo del bebe.

Según Mathews mundialmente nacen más niños que niñas cada día

“Al parecer llegamos a la idea general de que cuando las condiciones son realmente favorables, el embrión masculino puede sobrevivir y seguir desarrollándose”, dijo Mathews. “Tal vez si las condiciones son un poco más difíciles con menos nutrientes, los embriones femeninos son los que logran sobrevivir”.

El estrés también puede ser un factor clave para determinar el sexo del bebé. Nacen más niñas después de las épocas de crisis como terremotos y otros desastres naturales, dijo Mathews. Muy parecido es el caso de aquellas mujeres que trabajan bajo altos niveles de presión, estas también presentan mayores probabilidades de tener una niña, acotó Mathews.

Una enfermedad llamada hiperémesis gravídica, consiste en náuseas que provocan vómito y deshidratación, esta condición está íntimamente asociada con tener una niña. Estudios realizados en la Universidad Estatal de Washington, arrojaron que las mujeres embarazadas a las que hospitalizaban por esta condición durante el primer trimestre del embarazo, tenían un 50 % más probabilidades de dar a luz a una niña.

No se puede determinar si todos estos factores se encuentran cercanamente relacionados para poder predecir o saber el sexo del bebe sin un estudio médico.