X

Salud

Ya llegan las vacaciones, aprende a cuidar tu piel del sol

(Caracas, 15 de julio. Noticias24) – Ya llegó la época de vacaciones y con ella la oportunidad de disfrutar en la playa o la piscina, por lo que es frecuente que las personas expongan su piel por largas horas al sol, especialmente en el momento en el que es más agresivo.

El sol nos broncea, relaja y nos da dosis necesarias de vitamina D, sin embargo puede causar enfermedades como el melanoma, que es un tipo de cáncer de piel que aparece cuando los melanocitos se convierten en malignos. Esas células son las encargadas de elaborar la melanina, funcionando como un fotoprotector que evita que la radiación solar dañe los tejidos del cuerpo.

Por esto es importante tener en cuenta estos tips, sencillos pero importantes, que permitirá que el sol no se convierta en un enemigo de nuestra salud:

1. Evitar tomar sol en exceso: parece algo lógico pero muy poca gente lo cumple cuando está de vacaciones. Si tenemos que pasar largas horas bajo el sol, no se puede olvidar colocar protector solar adecuado, dependiendo del tipo de piel.

2. Buscar el protector solar adecuado: si su color de piel es pálido debe buscar en sus productos altos índices de protección. De igual forma si tiene la piel pecosa o le salen lunares con mucha facilidad. Si tiene un tono de piel oscuro, puede buscar índices de protección más bajo pero nunca sin prescindir de la crema de protección.

3. Proteger especialmente a los niños y bebes: ropa, como camisas ligeras, y gorros, deben ser usados por los niños a la hora de ir a la playa o a la piscina debido a que estos tienen pieles muy delicadas. Asimismo, se debe utilizar protectores especiales para niños, que tienen altos niveles de protección, pero no son muy agresivos para las pieles de los menores.

4. ¿Cómo aplicar el protector de manera correcta?: Debe aplicarse la crema 30 minutos antes de salir al aire libre y cada 30 minutos luego de estar en la playa o piscina. No se deben olvidar las zonas delicadas, que a veces son las más expuestas, como los pies, la espalda y las orejas.

Con información de Diario Femenino.