Consumir café podría reducir el riesgo de sufrir cáncer de próstata, según estudio

Foto: ABC

(Caracas, 26 de septiembre. Noticias24) – Tras demostrar que los grandes bebedores de café tienen menos probabilidades de desarrollar tumores, el Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, ha revelado recientemente que el consumo diario de café podría reducir en un 20% el riesgo de padecer cáncer de próstata.

De una investigación realizada durante doce años a 45 mil hombres con edad comprendidas entre 45 y 79 años, para obtener información sobre cuántos de ellos habían desarrollado cáncer de próstata, los científicos concluyeron que la cafeína contribuyó en la prevención de tumores malignos localizados, mientras que en estados más agresivos de la enfermedad su efecto había sido menor.

En base a los datos recogidos, los especialistas dedujeron que quienes tomaban seis tazas o más al día sus posibilidades de padecer este tipo de cáncer se reducían en 20%, por el contrario quienes solo bebían cuatro o cinco su riesgo descendía en 7%.

De igual modo, otro estudio realizado en el Fred Hutchinson Cancer Research Center, con hombres que han padecido de cáncer de próstata, demostró que aquellos que toman cuatro tazas o más al día reducen su riesgo de recurrencia de tumores en 59%. La investigación se basó en mil sobrevivientes de este tipo de cáncer entre los 35 y 74 años de edad.

Por su parte, The New England Journal of Medicine asegura que la cafeína no solo es buena para prevenir el cáncer de próstata sino que contribuye a evitar el alzhéimer y el párkinson. Asimismo, indica que el café reduce el riesgo de morir por enfermedades cardiacas, pulmonares, neumonías, accidentes cerebrovasculares, diabetes e infecciones.

Afecta el metabolismo

Contrario a la información anterior, según un informe publicado en la revista May Clinic Proceedings, los investigadores sospechan que el consumo excesivo de café podría afectar negativamente el metabolismo, contrarrestando de esta manera algunos de los beneficios que trae para la salud esta milenaria bebida.

“La correlación exacta entre el café y la mortalidad aún debe ser aclarada. El café es rico en cafeína, que tiene la capacidad de estimular la liberación de adrenalina, inhibir la actividad de la insulina, y aumentar la presión arterial”, expresa Xuemei Sui, coautora de la investigación.

El estudio indicó que aquellas personas que bebieron grandes cantidades de café eran más propensas a fumar y tenían los pulmones y el corazón menos saludables. Con estas conclusiones, los investigadores advierten que las personas más jóvenes deberían evitar el consumo de café en grandes cantidades y afirman que el impacto de la bebida parece ser más grave en las mujeres.

Con información de ABC