X

Salud

Bebés de madres fumadoras corren mayor riesgo de “padecer estrés y ansiedad”, según estudio

Foto: Daily Mail

(Caracas, 08 de octubre. Noticias24) – De un estudio realizado a más de 200 niños cuyas madres consumieron cigarrillos durante el proceso de embarazo se concluyó que dichos infantes presentaban cerebros más pequeños y que poseían mayor riesgo de padecer estrés y ansiedad en su niñez.

La probabilidad de que un bebé nazca extremidades faltantes o deformadas a causa del tabaquismo de la madre es superior al 26%

Los investigadores sospechan que el tabaco podría afectar el desarrollo mediante la destrucción de las neuronas y la reducción del oxígeno necesario para el crecimiento feto debido al estrechamiento de los vasos sanguíneos.

El estudio publicado por la revista “Neuropsychopharmacology”, asegura que fumar durante el embarazo puede tener efectos a largo plazo sobre la salud mental de los niños pequeños.

En una evaluación encabezada por el médico Hanan El Marroun sobre el funcionamiento cerebral y emocional de 113 niños, entre seis y ocho años de edad, de los cuales 17 de sus madres habían detenido el consumo de cigarrillos al descubrir que estaban embarazadas, se encontró que los 96 restantes presentaban cerebros más pequeños con menos materia gris y blanca.

Según Marroun “es bien sabido que el tabaquismo puede causar problemas de salud graves, como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.
También se ha demostrado que el fumar durante el embarazo puede afectar negativamente a la salud de la descendencia. Sin embargo, un 25% de las mujeres embarazadas continúan fumando”.

El médico explicó que el consumo cigarrillos durante la gestación ha sido relacionado con gran número de abortos espontáneos, problemas de crecimiento e incluso la llamada muerte súbita.

“Durante la infancia y la adolescencia, la exposición prenatal al tabaco se ha asociado también con problemas conductuales y cognitivos. Por otra parte, se están acumulando pruebas que la relacionan a trastornos psiquiátricos y la mortalidad de la niñez a la edad adulta” indicó.

Los investigadores estiman que la probabilidad de que un bebé nazca extremidades faltantes o deformadas a causa del tabaquismo de la madre es superior al 26%.

En el caso del labio leporino afirman que el porcentaje se eleva a 28, igual que para los problemas gastrointestinales, deficiencia ocular 25% y defectos en cráneo 33%.

Con información de Daily Mail